…información del Estado de México..información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...

jueves, 30 de abril de 2015

Óptica Ciudadana

Óptica Ciudadana

 

Justicia injusta


Teotihuacan en línea. Artículo de Luís Hernández Jiménez. Luego de que el Director del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), y en este caso, vocero de otras 17 instituciones académicas y una vez realizados 13 foros sobre el tema, expusiera el lunes 27 de abril, ante el Presidente de la República y otros servidores públicos, sus conclusiones sobre la situación de la “justicia cotidiana” en nuestro país, los asistentes quedaron sorprendidos.
En su turno, el C Presidente bien lo sintetizó: la justicia en México esta rebasada y rezagada, porque es excluyente, lenta, compleja y costosa. Por ello, la mayoría de los mexicanos están insatisfechos con ella.
Más claro ni el agua.
Como parte de dichas conclusiones, tales instituciones recomiendan tomar 20 acciones concretas e inmediatas, para mejorar esa “justicia cotidiana”:
Crear Centros de Asistencia Jurídica Temprana, para que de ahí surja una defensoría pública y vigorosa;
Regular el ejercicio y la responsabilidad profesional de los abogados;
Diseñar un nuevo modelo de justicia familiar;
Revisar la operación de las Juntas de Conciliación y Arbitraje;
Crear una instancia que coordine temas de justicia, en las administraciones públicas;
Crear policías de proximidad;
Crear modelos de justicia de barandilla y jueces itinerantes, para la atención a pequeñas comunidades;

Crear protocolos de actuación para autoridades escolares;
Ampliar alternativas de solución de conflictos;
Crear medidas para reducir la marginación jurídica de personas que carecen de documentos;
Crear mecanismos de coordinación entre impartidores de justicia;
Reintegrar a migrantes a sus comunidades;
Garantizar medidas para garantizar los derechos de las trabajadoras domésticas;
Establecer una defensoría del Emprendedor;
Que así como existe una oralidad penal, haya una oralidad mercantil;
Que la Profeco actualice sus protocolos para modernizar su sistema nacional de protección al consumidor;
Crear una cultura de derechos;
Y etc., etc., etc.
Todo está muy bien, pero da lugar para anotar un detalle. Tal diagnóstico es similar pero agravado al presentado en… ¡1994!, cuando la primer gran reforma judicial, y en… ¡2007!, cuando la segunda gran reforma judicial. Y sus conclusiones y recomendaciones, igual, se parecen mucho. ¿Qué ha pasado? ¿Es que de poco o de nada han servido Foros y Reforma anteriores? Pues entonces ¿qué hace nuestra clase política, además de cobrar muy bien?
No demerito el gran trabajo del CIDE y de las otras 17 instituciones académicas que, por petición expresa del C. Presidente, en noviembre pasado, organizaron 13 Foros escuchando quejas y propuestas de cientos de personas interesadas y preocupadas por el tema de la justicia cotidiana, pero… como dice el clásico, ¿para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo?
¿No será suficiente con anotar que lo que hace falta es que se cumpla a cabalidad lo que ordena la Constitución Política en sus artículos 13 al 23, para que los mexicanos tengamos una justicia que no sea injusta?
¿O ustedes qué opinan, estimados lectores?        
Notitas: Una.- Que si la Reforma Política del DF, la que apruebe el Senado de la República y, en su momento, la Cámara de Diputados y la mayoría de los Congresos locales, no incluye la restitución de derechos políticos plenos para los ciudadanos capitalinos, es decir, para que podamos elegir Ayuntamientos, Congreso local y Gobernador, pues no será suficiente. Y… ¿será cierto que yo, un ciudadano común y corriente, o cualquiera otro, puede ser integrante del próximo Constituyente capitalino? Dos.- Que están equivocados los que dicen que el principal problema del país es la corrupción. No. El principal problema que tenemos los mexicanos, es la injusta e insultante, distribución de la riqueza. Tres.- Que va nuestra solidaridad para las víctimas de los desastres naturales, en todo el planeta. Cuatro.- Que la 2ª Presentación de mi libro, “Cuando correteábamos utopías”, en Coyoacán, también  resultó exitosa, gracias, en este caso, a la Fundación Heberto Castillo. Cinco.- Que la 3ª Presentación será en el canal 34, el martes 5 de mayo, de las 22 a las 23 horas, en el programa La Báscula. Y se repite el domingo 10 de mayo, por la mañana, de 10 A 11 horas. Se trata de una entrevista sobre el libro citado. Y sin censura eh. Así que si hablé de más, ni modo. Seis.- Que no se olviden, mis estimados y estimadas, de hacer ejercicio diario; Digo si diario comen y diario duermen, pues…

No hay comentarios: