-

-

martes, 6 de septiembre de 2016

Columna En Voz Alta: Trump. Improbable triunfo

Trump. Improbable triunfo


Teotihuacán en Línea. Por: Gerardo Viloria. A propósito de la reciente visita de DONALD TRUMP, motivada por invitación expresa que hizo el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, la cual fue sugerida por LUIS VIDEGARAY CASO, secretario de Hacienda, a ambos candidatos a la presidencia de Estados Unidos, misma que aceptó de inmediato el representante republicano, permítanme las siguientes reflexiones.
Se generó un apuro innecesario al no examinar con cuidado el improbable triunfo de DONALD TRUMP frente a HILLARY CLINTON.
Meses atrás, en este mismo espacio, sustenté análisis donde referí consideraciones sobre mi afirmación anterior, entre otras, la cercana amistad entre TRUMP y los CLINTON. Hoy, adiciono algunos otras reflexiones.
Veamos escuetamente algunas condicionales:
Apoyo financiero cedido por TRUMP en la postulación presidencial de BILL CLINTON y su tenaz defensa cuando el escándalo del affaire con MONICA LEWINSKY.
Los donativos que hiciera a la campaña de HILLARY, para el Senado y a la Fundación CLINTON.
Afables declaraciones vertidas en la CNN. En 2007, ante la pregunta de ¿Quién representaría bien a Estados Unidos en una negociación con Irán?, TRUMP opinó: “HILLARY CLINTON haría un buen trabajo”.
Comentario en 2012, a través de la Cadena Fox: ¿Qué decir de HILLARY? “¡Es una mujer fantástica! Yo soy objetivo porque la conozco desde hace años. Ambos vivimos en Nueva York. Me gustan mucho ella y su marido”.
La amistad generacional entre CHELSEA CLINTON e IVANKA TRUMP, hija y esposa, 36 y 34 años respectivamente.
El legislador republicano CARLOS CURBELO, en julio de 2015, declara al diario The Miami Herald: “TRUMP tiene una estrecha amistad con BILL y HILLARY CLINTON”.
Esto generó suspicacias. CURBELO: a menos de un mes que TRUMP lanzara su candidatura, se dio una “misteriosa” llamada telefónica entre este y Bill CLINTON.
El ex gobernador de Florida, JEB BUSH: “Quizá DONALD está negociando un acuerdo con su amiga HILLARY CLINTON”.
BRIAN CATES, locutor conservador: “TRUMP se lanzó a la campaña porque BILL CLINTON lo instó a que lo hiciera”.
Siguiendo este orden de percepciones, vale señalar aquí que “En la política como en el amor, todo se vale”.
Adicionalmente, no se debe olvidar que para llegar a la Casa Blanca los estadunidenses no eligen a sus presidentes de manera directa, es decir, a través del voto popular.
Triunfa quien obtiene al menos 270 votos de los integrantes del Colegio Electoral, el cual es un organismo conformado por 538 electores, que son como representantes de un cierto porcentaje de la población.
La cantidad de electores asignados por estado depende de la densidad poblacional de cada entidad.
En este contexto, en una elección, lo que se busca conseguir no son los votos individuales, sino los votos electorales. Pero claro, para ganar estos, es importante que la gente ejerza el voto individual.
Bajo este panorama, el día de la elección todos los ciudadanos acuden a las urnas, tal como en el resto de los países, y depositan su voto. Sin embargo, si un candidato gana en una entidad pero fracasa en otra, los votos al perdedor se suman al vencedor.
En inglés esta regla se conoce como “winner takes all”, o sea, el “ganador se lleva todo”.
Ahora bien, de acuerdo con dos de los más indudables expertos electorales de Estados Unidos, CHARLIE COOK, autor del prestigiado “Cook Polítical Report” y STUART ROTHENBERG del “Rothenberg & González Report”, coinciden que para ganar la Casa Blanca, la aritmética electoral favorece de manera clara a HILLARY CLINTON sobre DONALD TRUMP.
En mayo, a seis meses de las elecciones presidenciales, de acuerdo con COOK, “HILLARY CLINTON arrancó con un fuerte adelanto en 18 estados y el Distrito de Columbia, con un total de 217 votos electorales, que representan el 80 por ciento de los 270 necesarios para ganar”.
En un análisis, por separado, ROTHENBERG coincide que CLINTON “empezó con una ventaja decisiva en la competencia”.
De acuerdo con el Rothenberg & González Political Report, CLINTON sobresale en estados que totalizan 263 votos electorales, es decir, sólo requeriría ganar en siete entidades y una adicional para alcanzar los 270 electorales y así triunfar el 8 de noviembre.
En el caso de DONALD TRUMP, este necesita obtener 168

1 comentario:

Anónimo dijo...

Mi hermano ya es ciudadano estado unidence y el dice que puede ganar Trum,esperemos que no gane ese señor rasista.