jueves, 22 de septiembre de 2016

¿Dónde murió la sobrina del presidente de la Real Federación Española de Futbol? No lo saben

¿Dónde murió la sobrina del presidente de la Real Federación Española de Futbol? No lo saben


Teotihuacán en Línea. Toluca. El lugar de la muerte de la sobrina del presidente de la Real Federación Española de Futbol, Ángel María Villar, encontrada sin vida el pasado 15 de septiembre en Santiago Tianguistenco, luego de ser secuestrada en la Ciudad de México dos días antes, sigue siendo un misterio.
La Procuraduría General de Justicia del Estado de México todavía no tiene claridad si se le privó de la vida en territorio mexiquense o bien fue en la capital del país.
Lo único que sabe es que murió de asfixia por sofocación, muy posiblemente por la bolsa que le colocaron en la cabeza sus captores y que el deceso ocurrió entre 18 y 22 horas antes de que fue hallado el cadáver en un canal de aguas negras, la tarde del 15 de septiembre.
Lo anterior significa que María Villar Galaz, sobrina de Ángel María Villar, fue asesinada la noche del 14 de septiembre, cuando los secuestradores aun negociaban con la familia el pago del rescate.
El cuerpo de María Villar Galaz, fue entregado anoche a sus familiares en la dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría mexiquense, ubicada en Toluca, esto después de que se le practicó la necropsia de ley para conocer las causas de su fallecimiento. Además de su esposo, estuvo presente en la entrega del cuerpo su primo, Goka Villar, hijo del federativo español de futbol, y el Embajador de España en México, Luis Fernández de Cid. Los parientes de la víctima contrataron un carroza fúnebre para trasladar el cuerpo a la Ciudad de México y ahí iniciar los trámites para su repatriación a España.
El procurador mexiquense Alejandro Gómez informó que de manera coordinada la dependencia estatal y la Procuraduría General de la República trabajarán para resolver el caso y dar con los responsables del secuestro y muerte de la mujer de 39 años.
De acuerdo con las indagatorias realizadas hasta el momento, María Villar fue secuestrada en un cajero del centro comercial Patrio Santa Fe, al poniente de la ciudad de México, luego de salir de su trabajo en la empresa IBM en uno de los edificios corporativos de la zona.
Sus secuestradores la llevaron a varios cajeros automáticos para retirar dinero y luego hicieron contacto con la familia para exigir el pago de un rescate. Se sabe que la familia pagó poco más de 66 mil pesos. Sin embargo, un periódico español informó que­ los secuestradores pedían dos millones de pesos.
Desde la noche del 14 de septiembre, cuando se pagó el rescate y se perpetró el homicidio de la mujer, la familia perdió todo contacto con los secuestradores.
Gómez Sánchez indicó que la Procuraduría mexiquense inició una carpeta de investigación por el hallazgo del cadáver de la víctima y la PGR inicio otro expediente, pues a ellos les denunciaron el secuestro