miércoles, 12 de octubre de 2016

Cierra filas el procurador Ernesto Nemer con el comercio organizado de la CDMX

Cierra filas el procurador Ernesto Nemer con el comercio organizado de la CDMX


Teotihuacán en Línea. Ciudad de México. El Procurador Federal del Consumidor Ernesto Nemer Álvarez exhortó a los comerciantes organizados de la Ciudad de México a cerrar filas con la autoridad para contener incrementos injustificados de precios, particularmente en los 35 productos de la canasta básica alimentaria.
Durante la Reunión del Consejo Directivo de la Canaco CDMX, el Procurador Nemer recordó a los proveedores que la Profeco tiene como prioridad el cuidado del poder adquisitivo de las familias y por ello, “Es indispensable el trabajo coordinado con las cámaras empresariales para difundir los derechos y obligaciones que deben observarse en las relaciones comerciales”.
Acompañado por el presidente de la Canaco CDMX, Humberto Lozano Avilés, y de todo su Consejo, Nemer Alvarez refirió que en lo que va del 2016, la Profeco registra 13,138 quejas en la Ciudad de México, con un porcentaje de conciliación cercano al setenta y cinco por ciento a favor del consumidor.

Los sectores con mayor número de quejas en la capital del país son el servicio eléctrico (CFE), con dos mil,807 quejas; el de telecomunicaciones, con mil,852; el turístico con mil,049 y el de tiendas departamentales, con 442 quejas.
Asimismo, informó que en los primeros nueve meses del año se han verificado 195 de las 362 gasolineras que hay en las dieciséis demarcaciones, en línea con el programa de verificación que alcanzará a seis mil estaciones de servicio de las once mil,469 que hay en todo el país, durante este año.
A nivel nacional, la Procuraduría ha impuesto multas por 194.4 millones de pesos a gasolineras con irregularidades en este periodo, mientras que en la Ciudad de México se han aplicado sanciones por 5.2 millones de pesos a estaciones de servicio.
A los integrantes de la Canaco CDMX, el titular de la Profeco les recordó que en esta nueva etapa la convicción de la Procuraduría es privilegiar las acciones de prevención, generando acuerdos y aplicando la ley en caso de prácticas comerciales abusivas