jueves, 6 de octubre de 2016

Ernesto Nemer Álvarez y Julio Sánchez y Tépoz encabezan cooperación entre Profeco y Cofepris

Ernesto Nemer Álvarez y Julio Sánchez y Tépoz encabezan cooperación entre Profeco y Cofepris


Teotihuacán en Línea. Ciudad de México. La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) firmaron el Instrumento de Actualización de Compromisos entre ambas instituciones que permitirá fortalecer las acciones para proteger los derechos de los consumidores y garantizar la seguridad en el uso y consumo de productos alimenticios.
La firma estuvo a cargo del Procurador Federal Ernesto Nemer Álvarez y del Comisionado Federal Julio Sánchez y Tépoz.
Ahí, los funcionarios anunciaron alertas conjuntas para prevenir a la población en casos de que el consumo de productos que puedan representar un riesgo para la salud.
Como primera acción, se emitirá el viernes 7 de octubre, una alerta para informar a la población sobre los efectos nocivos que tiene en la salud, la mezcla de bebidas alcohólicas con las llamadas bebidas energizantes.
Asimismo, se acordó implementar un mecanismo de asesoría técnica y científica que facilite la revisión de la regulación y dar seguimiento a las prácticas publicitarias, con énfasis en el seguimiento de los denominados “productos milagro”.

De igual forma, se realizarán tareas de capacitación al personal operativo de ambas instituciones, para compartir criterios de interpretación de especificaciones generales del etiquetado frontal para alimentos y bebidas.
Además, se fortalecerán los mecanismos de revisión de publicidad de la Profeco, con la información y experiencias proporcionadas por la Cofepris, y se realizarán acciones conjuntas de verificación y vigilancia. También se dará difusión a información relacionada con la protección de los derechos de los consumidores.
“Con estas acciones, la Cofepris y la Profeco suman esfuerzos para evitar que los consumidores adquieran bienes o productos que no cumplan con la regulación aplicable, para proteger la salud y la economía de las familias”, coincidieron