jueves, 20 de octubre de 2016

#LordRollsRoyce libra segunda acusación, pero seguirá preso por lavado de dinero

#LordRollsRoyce libra segunda acusación, pero seguirá preso por lavado de dinero


Teotihuacán en Línea. Almoloya de Juárez. Emir Garduño Montalvo, alias #LordRollsRoyce, libró otra acusación más, ahora por el delito de lesiones agravadas, luego de que la víctima aceptó un acuerdo reparatorio para poner fin al juicio.
Esta es la segunda acusación que libra Garduño Montalvo, ya que en junio pasado también se decretó la extinción de la acción penal en su contra por el delito de daño en los bienes, luego de que el dueño de un restaurante de Metepec le perdonó a cambio de que reparara los daños causados por disparar su arma de fuego contra el negocio.
Emir Garduño cobró notoriedad en mayo pasado tras ser exhibido por la golpiza que propinaron sus escoltas a Jorge Vera Manzanares, un automovilista que circulaba por avenida Hidalgo, en Toluca, quien metros atrás había discutido con el empresario por un presunto cerrón.
Garduño Montalvo fue bautizado como LordRollsRoyce. A raíz de este video, salieron a la luz pública otros excesos de Garduño Montalvo, quien dice ser empresario y promotor de peleas de box y espectáculos masivos.
Constructores de Michoacán lo acusaron de defraudarlos con obras en varios municipios de la entidad vecina; se le imputó salir de un restaurante de Metepec sin pagar amagando a meseros con un pistola; se conoció que estuvo presente en un asesinato en un motel de Toluca durante el día de su cumpleaños y otras conductas de prepotencia con las que se conducía comúnmente.
La Procuraduría de Justicia del Estado de México comenzó a indagar su fortuna y tras varios análisis y peritajes se decidió fincarle una imputación por operaciones con recursos de procedencia ilícita, (lavado de dinero) al no poder acreditar el origen de unos sesenta millones de pesos.
Hoy, tras varias semanas de negociación, los abogados de Garduño Montalvo, preso en el penal de Chiconautla en Ecatepec, convencieron a Vera Manzanares, a quien sus escoltas agredieron el pasado 9 de mayo, para que aceptara llegar a un acuerdo reparatorio con el fin de que ya no siguiera el juicio adelante por el delito de lesiones agravadas.
Garduño Montalvo aceptó pagar 170 mil pesos para cubrir los siguientes rubros: Daños médicos treinta mil; daño moral setenta mil; tratamiento psicológico sesenta mil y daño al vehículo diez mil.
Durante la audiencia, Garduño Montalvo también ofreció una disculpa pública al Vera Manzanares, y reconoció que este episodio del 9 de mayo le cambió radicalmente su vida.
El empresario continuará preso en el penal de Chiconautla pues aún deberá enfrentar un juicio por operaciones con recursos de procedencia ilícita que le imputa el ministerio público de la Procuraduría mexiquense