martes, 18 de octubre de 2016

Nuevo Aeropuerto dañará especies naturales, sostiene UACh

Nuevo Aeropuerto dañará especies naturales, sostiene UACh


Teotihuacán en Línea. Redacción. Texcoco. Investigadores de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh) advirtieron que la construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en terrenos del ex lago de Texcoco ocasionará la desaparición de 168 especies de fauna y flora; la destrucción de alrededor de 278 sitios arqueológicos; además de generar un irreversible daño económico e inestabilidad social. Al celebrar un foro campesino durante la Segunda Feria de las Culturas, especialistas en sociología rural y recursos hidráulicos, urgieron a interponer amparos colectivos o individuales en la Suprema Corte de Justicia de la Nación para detener el proyecto aeroportuario.
En el encuentro universitario, representantes de la sociedad civil propusieron crear institutos de planificación y planeación tanto en el municipio de Texcoco como en la Ciudad de México, para que se constituyan en un equilibrio en la toma de decisiones para el desarrollo integral de la región y evitar la devastación de la zona.
Con base en una investigación desarrollada por dicha Universidad, desarrollada por Miguel Ángel Sámano, especialista en sociología rural, y Abel Aguilera, especialista en sistemas hídricos, se reveló que en las diez mil hectáreas donde se planea construir el nuevo aeropuerto forma parte del extinto Lago de Texcoco, por lo que para fijar las pistas de más de cinco kilómetros de largo se necesitan construir pilotes de más de sesenta metros de profundidad y una distancia de cinco metros entre cada uno, lo que implicará un uso desmedido de agua en el municipio y de energía eléctrica.
Además, los trabajos de construcción implicarán una sobre explotación de los pozos de agua, pues para extraer el líquido se excava a doscientos cincuenta metros de profundidad; ya que el agua resulta insuficiente para abastecer las necesidades de la población, cuya región geográfica recibe 134 metros cúbicos por debajo de la media nacional.
Los investigadores de la Universidad Autónoma de Chapingo insistieron en que la obra “Generará un caos y acelerará el hundimiento de la Ciudad de México, la cual en 1910 estaba a un metro noventa centímetros por debajo del nivel del Lago de Texcoco, y para 2010 se ubicaba a diez metros por debajo del mismo.
Pedro Ponce Javana, subdirector de Servicios y Extensión de la Dirección Cultural y Servicios de la UACh, lamentó que las autoridades federales, estatales y de la Ciudad de México “Carezcan de una radiografía de Texcoco, ignoren su realidad hídrica, ecológica, económica y social. Las autoridades municipales consideraron que la obra dañará 21 núcleos agrarios, 31 bienes comunales e instituciones académicas, además de 248 mil 808 habitantes y cuatrocientos dieciocho kilómetros cuadrados, de los cuales el setenta por ciento son agrícolas”