-

-

jueves, 23 de febrero de 2017

Columna En voz alta: Derechos Humanos

En voz alta Derechos Humanos


Teotihuacán en Línea. Por: Gerardo Viloria. Nacer, crecer, creer, amar, soñar, son términos vinculados a la existencia humana.
Los mismos, encuentran su origen y esencia en ideas racionales, las cuales, como “ley natural”, garantizan que pueda vivir como persona con dignidad y en libertad.
Adicionalmente, nutran su ser, los principios de: igualdad, equidad, inclusión, seguridad y bienestar.
Lo anterior, sin importar raza, sexo, credo, idioma, ideal, nivel socioeconómico o nacionalidad.
En extenso proceso histórico, el 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas, proclamó un documento denominado Declaración Universal de los Derechos Humanos, signado por emisarios de todas las regiones del mundo con disímiles antecedentes jurídicos y culturales.
En ella, por vez primera, se establecen –como ideal común- fundamentos primordiales innatos al ser humano que han de protegerse en el mundo entero.
A partir de aquel momento, el concepto se universalizó y legitimó como instrumento jurídico.
Sin embargo, después de trascurridos 68 años de su promulgación, el desarrollo y consolidación de los derechos humanos, es todavía más un sueño que una realidad.
Las violaciones a los mismos siguen notándose en múltiples países del mundo.
Continúan con sobrada frecuencia o en forma permanente, tales transgresiones: esclavitud militar y sexual, tortura, juicios injustos, crímenes de odio, limitación a la libertad de asociación, migración y expresión, discriminación, exclusión, secuestro, explotación y trata infantil.
Ante la falta de auténtica disposición y coordinación de muchas autoridades, así como la realidad que “nadie se basta a sí mismo”, con la determinante compromiso y servicio a los demás, sobre todo por aquellos que adolecen el infortunio de nacer o vivir, ahí, donde los derechos humanos no se reconocen, ni acatan; como hilo conductor numerosas ONG’s luchan por la defensa, protección y respeto de esas víctimas.
Una notoria institución apreciada por su labor altruista –en todo el planeta- destacada en evitar atropellos a los derechos humanos de la infancia, es la que tutela el filántropo norteamericano PAUL STELL HUTCHINSON.
Razón por la cual, la Fundación Liderazgo Hoy, A.C., que preside el Doctor ARTURO CRUZ CABRERA, conjuntamente con organizaciones civiles y educativas –el pasado jueves- tributaron justo reconocimiento al benefactor PAUL STEEL.
El ceremonial se celebró en el sitial de la Ilustre y Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Primera Sociedad Científica en América (1893).
Debo enfatizar que aquéllos que viven en condiciones de agobio generalmente tienen poca influencia en las decisiones que afectan a sus vidas, por lo que con ayuda de otros, conseguiremos que los que ostentan el poder escuchen y actúen en beneficio de los que carecen de voz.

Finalmente, en ese evento que invadió mi espíritu, tuve el privilegiado honor de recibir el Premio Internacional en Derechos Humanos y Lucha Social

1 comentario:

Anónimo dijo...

EN MEXICO DERECHOS HUMANOS SOLO FUNCIONA CUANDO TIENEN QUE CHINGAR A UN POLICIA, UN MAESTRO O UN FUNCIONARIO SIN PESO, PORQUE CUANDO UN DELINCUENTE QUE NO DEBERIA DE TENER NINGUN DERECHO ES DEFENDIDO A CAPA Y ESPADA HASTA VOLTEARLE EL PROBLEMA A LOS POLICIAS QUE LO DETUBIERON O SE DEFENDIERON REPELIENDO LA AGRESION, AHORA UN POLICIA TIENE DERECHO A DISPARALE A UN DELINCUENTE SOLO SI LE DISPARA O AGREDE CON ALGUN ARMA SI NO LO MATA PODRA RESPONDER A LA AGRESION Y SI EL POLICIA EN ESTE ACTO MATA AL DELINCUENTE DE TODOS MODOS EL POLICIA SERA ENJUICIADO Y JUZGADO SEGUN SE DE EL CASO. O SEA QUE EL DELINCUENTE TIENE MAS DERECHOS QUE UN POLICIA, POR ESO TANTO POLICIA YA NO HACE CASO A LAS DENUNCIAS PORQUE ESTA AMARRADO DE LAS MANOS PARA PODER HACER SU TRABAJO