--

--
…información del Estado de México..información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...

miércoles, 16 de agosto de 2017

Teotihuacanos desollaban hombres y luego se cubrían con su piel descubren expertos

Teotihuacanos desollaban hombres y luego se cubrían con su piel descubren expertos


Teotihuacán en Línea. Teotihuacán. En el marco de las investigaciones arqueológicas encabezadas por el investigador de esa materia, Sergio Gómez, se llegó a plantear la opción de que se encontraran por fin las tumbas nunca halladas de los señores de Teotihuacán.
Para el efecto, se usaron dos robots diseñados especialmente para introducirse por cavidades estrechas con sus cámaras antes de comenzar el lento trabajo manual de desescombro.
“Hemos usado instrumentos muy pequeños para no destruir nada. Hemos recuperado más de cien mil objetos. El final del trayecto iba enseñando cada vez más ofrendas en las que hallaban cantidad de objetos. Era un avance casi de centímetros. Hubo dos derrumbes y era peligroso. El túnel tiene ciento tres metros y quedaban los últimos 36. Allí había ofrendas de caracolas provenientes del mar Caribe traídas por los mayas como regalos, restos de grandes felinos, el jade, inexistente en México y llevado desde Guatemala, y cerámicas con la imagen de Tlaloc, la deidad principal del inframundo”, explica el investigador del Instituto de Antropología e Historia.
“Sabíamos que había algo importante al final…También se hallaron semillas, más de diecinueve mil, la mayor cantidad nunca encontrada en un sitio arqueológico. Están en excelente estado de conservación y se han pretendido germinar sin éxito; calabaza, maíz, frijol... Milagrosamente se ha encontrado también, en un ejercicio de ciencia milimétrica, un trozo de piel con pelo que se está investigando y parece humana.
Los teotihuacanos desollaban hombres y luego se cubrían con su piel. El sellado del túnel hizo que no hubiera cambios en sus condiciones meteorológicas y todo se ha conservado casi intacto.
“Yo planteo que el túnel es una representación, una metáfora del inframundo. Todos los pueblos mesoamericanos conciben el cosmos en tres niveles. La región celeste, arriba; el plano, donde vivimos nosotros; y, debajo, el mundo subterráneo. En lengua náhuatl se llama Mictlán. Es el lugar no de la muerte, sino de la creación, la vida se genera ahí abajo”, aseveró Gómez.
“Avanzamos otro metro y una nueva ofrenda. Estábamos en el último tramo y había glifos mayas. La cabecita tenía una escritura maya que sabemos qué dice: El señor, el que manda. La relación comercial y guerrera entre ambos pueblos tiene ahí otra importante señal. Muchos investigadores dicen que los teotihuacanos querían difundir su ideología y establecer relaciones, pero no, ellos andaban en busca de algo. ¿El qué? El jade de allá, las plumas... las cosas valiosas que necesitaba la élite de aquí para ostentar su poder. Por eso iban allá. Eran expediciones militares y políticas”.
Las estatuas
“Llegamos al final del túnel y encontramos dos esculturas. Son una mujer y un hombre. Detrás, decenas de conchas y catorce pelotas de hule (juego de pelota), muchos fragmentos de huesos de grandes felinos traídos de la zona maya a los que cortan la cara. Tenemos grandes colmillos que indican que eran animales enormes. Hay dos mujeres más a los lados. Son, en total, tres mujeres idénticas y un hombre.
Ellas son más altas y van vestidas con falda.
El hombre va desnudo.
Las dos esculturas están de pie, mirando a un punto que es el eje que comunica la cúspide de la pirámide con el inframundo; inframundo, tierra y plano celestial”, advierte Gómez.
El inframundo del que habla tiene una expresión muy real en sus restos. En este punto el suelo parece una representación del imaginario moldeado del infierno. La tierra y la piedra se arruga. En las paredes, se observa aún el brillo de pirita espolvoreada y pegada a los muros con la que se pretendía simular el firmamento, las estrellas.
“Cuando levantamos las esculturas vemos que llevan algo cargando. Son espejos de pirita y jade. Esto me llevó a plantear la hipótesis de que estos señores son la representación en piedra de los fundadores de Teotihuacán. ¿Por qué? Porque lo que cargan son objetos que sirven para hacer la magia y la adivinación. El espejo sirve para ver el pasado y el futuro. Son los chamanes”, explica Gómez.
Lo que aún no se sabe; por unas cajas de madera que encontraron pudieron datar que las ofrendas son de entre el año cien y doscientos de nuestra era.
El que tiene el secreto de la creación puede destruir…
“Mi idea es que estas imágenes eran objetos de culto y de pronto deciden enterrarlas y rellenar todo el túnel para guardarlas allí abajo. Se trata de resguardar el secreto de la creación. El que tiene el secreto de la creación puede destruir porque tiene los elementos para volver a crear. Por eso rellenan el túnel, para que nadie toque esto”, señala el descubridor de este mundo oculto bajo la pirámide de La Serpiente Emplumada de Teotihuacán.
Pero el descubrimiento arqueológico más importante de las últimas décadas en la vieja ciudad ceremonial teotihuacana no es suficiente para responder las interrogantes de una civilización envuelta en un halo de misterio.
Hace poco se anunció la posible aparición de otro nuevo túnel bajo la Pirámide de La Luna. Pronto se sabrá si es verdad su existencia.
“No sabemos hasta que no se explore. Los arqueólogos no somos magos, trabajamos con hipótesis. No debería haber túnel por la orientación. Los túneles deben tener orientación este-oeste. El español Fray Bernardino Sahagún preguntó en el siglo XVI a los nobles indígenas...¿Cómo entendéis el inframundo? entonces le narraron: La entrada al inframundo es desde el oeste y la parte más rica y llena de abundancia está en el este”.
Lo que corresponde con la orientación del túnel. El sol, cuando se pone, va al inframundo y recorre el camino del inframundo para volver a surgir”, señala Sergio.
La Pirámide de la Luna no tiene esa orientación. Entre esas interrogantes en suspenso está también el no haber encontrado las tumbas de los gobernantes de Teotihuacán.
“No hemos encontrado el lugar donde deben estar. Yo pensé que podía ser aquí. En todo caso, sabemos que a los gobernantes se les incineraba y quizá sus cenizas las pusieron allí abajo y no las hemos podido detectar. Yo tengo una hipótesis, los teotihuacanos sacaron algo muy pesado del túnel. Tenemos evidencias de que con varias cuerdas sacaron algo muy pesado de adentro hacía fuera. Si había una caja con los restos no lo sabemos, es caer en la especulación…Sólo se ha explorado el cinco por ciento de lo que fue la ciudad. Visitamos la parte cívico ceremonial, pero fuera están los barrios que habitaba la gente. Allí están las evidencias de la vida teotihuacana”.
En 2017, en un mundo superpuesto de viviendas y poblaciones modernas; la
última gran duda es el colapso de una civilización que alrededor del siglo VIII abandona y destruye en parte una ciudad que dominó lo que hoy es el actual México y dejó un mundo de piedra que tapó la naturaleza y no se redescubrió hasta muchos siglos después.
Corolario
“Los aztecas, cuando llegaron al Valle de México en el siglo XIV, vieron las ruinas, renombraron algunos lugares y pasaron de largo antes de fundar Tenochtitlán (actual Ciudad de México), mientras que los españoles, dos siglos después, lo que encontraron ya fueron pirámides y edificios ocultos totalmente por la tierra y la vegetación.
Así quedó Teotihuacán, la ciudad de los dioses, oculta durante siglos al ser humano.

El México moderno la redescubrió a finales del siglo XIX y ha intentado explicarla desde entonces. Ese agujero de 83 centímetros de diámetro provocado por la lluvia tiene algunas de las respuestas. Ahora se está ordenando y estudiando todo el material hallado, del enigmático inframundo teotihuacano, donde las deidades prehispánicas se protegen, con un guerrero dorado, escogido en cada generación, para hacer justicia y evitar que las sombras del inframundo infernal destruyan el saber y permitan a los descubridores encontrar la verdad” 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pinche saqueaderas de cosas valiosas como no.dicen que también encontraron cosas.de.oro y plata sólo.nos.dicen que.encuentran.cabecitas y pinches vasijas de pasan el.director del.inah.tiene.una.pulseea antigua.donde.se.la chungo

Anónimo dijo...

los arqueólogos cada día se acercan mas a la verdad

Anónimo dijo...

Entonces están encontrando la entrada al infierno🙎

Anónimo dijo...

Me fascino leer todo lo que descubrieron.felicidades a los arqueólogos por compartir este fascinante descubrimiento

Anónimo dijo...

Pongan las fotos para ver a las mujeres y al hombre que encontraron

Gonzalo Parra dijo...

Buenos días! solo quiero felicitar a los arqueólogos por demostrar parte de nuestra historia