…información del Estado de México..información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...

lunes, 23 de octubre de 2017

Deficiencia de hierro, causa de muerte de algunos pobladores antiguos en Teotihuacán

Deficiencia de hierro, causa de muerte de algunos pobladores antiguos en Teotihuacán

  
Teotihuacán en Línea. Teotihuacán. Lourdes Márquez Morfín, profesora e investigadora del Posgrado en Antropología Física de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México, indicó que en el barrio antiguo La Ventilla en la zona de Teotihuacán, el veinticinco por ciento de la población padeció hiperostosis porótica, enfermedad provocada por la deficiencia de hierro debido a una dieta basada principalmente en maíz y sin ingesta de carne.
Márquez Morfín, quien estará de visita en la Universidad Nacional de Colombia compartiendo algunos de los aportes más relevantes de sus investigaciones de la Mesoamérica prehispánica a lo largo de dos décadas, señaló en la conferencia “Avances de la bioarqueología mexicana”, organizada por el área de posgrados de Antropología de la U.N., que entre sus hallazgos está la mortalidad infantil de La Ventilla, donde se estimó que el cuarenta y tres por ciento de la población era menor de veinte años.
 Según la docente, la muerte pudo haberse dado por distintas enfermedades, pero “Sobre todo por infecciones gastrointestinales, parasitosis que produce diarreas y deshidratación, problemas respiratorios en combinación con malnutrición, dificultades durante el parto y hasta factores accidentales” señaló.
 La investigadora amplía que la bioarqueología –también conocida como osteoarqueología– es una rama que se desprende de la antropología, que estudia poblaciones pasadas por medio del análisis de los restos óseos que provienen de los hallazgos arqueológicos.
“Por medio del análisis de los resto óseos se puede conocer la edad en la que murió una persona, su esperanza de vida, rasgos físicos, parentesco, dieta alimenticia y enfermedades”.

La profesora comentó que tales hallazgos son posibles por medio de las líneas de estudio que tiene la bioarqueología. “Características físicas, prácticas culturales (deformación craneana o dental), costumbres funerarias y estratificación social, condiciones de vida y salud, biología molecular (identificación de ADN mitocondrial y nuclear) entre otras áreas conforman esta disciplina” subrayó

No hay comentarios: