--

--
…información del Estado de México..información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...

jueves, 21 de diciembre de 2017

Willie Colón en el Metropólitan

Willie Colón en el Metropólitan


Teotihuacán en Línea. Wild Side México. Con el retiro aún lejano de su lista de prioridades, Willie Colón está listo para acercarse a México nuevamente para confirmarse como uno de los principales protagonistas de la música popular caribeña, ensimismado en el activismo social y dedicado a escribir sus memorias y a producir grupos emergentes de la salsa. Es así como el salsero Willie Colón (Nueva York, 1950) llegará a México nuevamente el próximo Viernes 9 de Febrero para presentarse en el Teatro Metropolitan y ofrecer lo mejor de sus éxitos y reflexionar sobre los cincuenta años de oficio y compromiso que celebrará con este concierto.
Nieto de emigrantes puertorriqueños, Colón creció en el barrio latino del distrito del Bronx, un hecho que ha marcado gran parte de su trayectoria personal y artística, con lo que ello implica de rebeldía y trasgresión de las normas establecidas.
Tras estudiar trompeta y clarinete, su admiración por Mon Rivera le llevó a decantarse por el trombón a los catorce años, y dos más tarde, en 1966, grabó su primer disco con el significativo título de El Malo. Editado al año siguiente por la firma Fania, en este primer trabajo ya contó con la inconfundible voz de Héctor Lavoe e introdujo elementos del folklore musical puertorriqueño, en especial la bomba, mezclado con los ritmos hirientes y ásperos propios del trombón, de lo que fueron buenos ejemplos temas tan exitosos como Jazzy y I wish I had watermelon.
Junto a otros destacados músicos de origen caribeño como Ray Barretto, Bobby Valentín, Reynaldo Jorge o el propio Héctor Lavoe, participó en 1971 en la grabación del concierto de las Estrellas de Fania, considerado el evento que lanzó el movimiento de la salsa de Nueva York. Ese mismo año, su magistral interpretación del tema Piraña, compuesto por Tite Curet Alonso, le lanzó a la fama y le convirtió en uno de los iconos de dicho movimiento musical. Bajo el sello de Fania y junto a Héctor Lavoe grabó más de una docena de discos hasta 1975, entre los que destacaron Guisando (1969), Cosa Nostra, El Juicio, Asaltos Navideños (1972), y The Good, the Bad, the Ugly (1975), todos ellos muestras genuinas de la salsa urbana o de lo que vino a denominarse como "sonidos del barrio", la más fiel muestra del sentir del emigrante puertorriqueño en la gran metrópoli neoyorquina. Tras sus trabajos con Fania su fama se extendió entre la comunidad hispana de Estados Unidos y gran parte de Latinoamérica; en 1975 tuvo la oportunidad de tocar junto a su ídolo Mon Rivera.
A finales de los años setenta su espíritu rebelde le llevó a desarrollar junto al cantante panameño Rubén Blades lo que se conoció como salsa conciencia, canciones que denunciaban la situación política y social de América Latina; la conjunción con Blades resultó especialmente afortunada, con trabajos de gran calidad como Metiendo mano (1977) y Canciones del Solar de los Aburridos (1982); este último álbum fue premiado con un Grammy. Willie Colón ha colaborado a lo largo de su trayectoria, además de con los ya citados, con artistas de la talla de Celia Cruz, Tito Puente o David Byrne, e interpretó algunos papeles en la televisión mexicana




No hay comentarios: