……No somos los únicos...somos los mejores…

lunes, 21 de mayo de 2018

Segundo Debate Presidencial

Segundo Debate Presidencial


Teotihuacán en Línea. Redacción. El segundo debate estrenó un formato de mayor interacción entre los candidatos presidenciales. Bajo la temática de México ante el Mundo, el puntero de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador y el abanderado panista, Ricardo Anaya Cortés, cruzaron ataques a sus propuestas, sus trayectorias personales y sus virtudes y defectos en sus campañas como preámbulo a la recta final de la elección presidencial.
En contraste, el priísta José Antonio Meade fue relegado del debate, a pesar de sus intentos por fijar agenda respecto de sus propuestas, o bien, en las alusiones personales que lanzó hacia sus adversarios, López Obrador y Anaya. Mientras que el candidato independiente, Jaime Rodríguez, no resaltó a lo largo de las casi dos horas de debate entre los candidatos.
Entre los temas a discutir, los candidatos presidenciales abordaron la necesidad de renegociar el Tratado del Libre Comercio. En particular, sobre la condición del salario mínimo en el país. López Obrador afirmó que en la franja fronteriza se debe incrementar al “doble el salario mínimo”, tras explicar que en Estados Unidos llegan a ganar hasta diez veces más. “No podemos hablar de tratado comercial sino se puede ganar igual”, insistió.
El abanderado de Morena destacó que el salario mínimo ha sufrido mucho deterioro. “En el 88 alcanzaba para comprar cincuenta kilos de tortilla, ahora alcanza para comprar seis kilos de tortilla”, afirmó.
En su oportunidad, el candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya sostuvo que no sólo se trata de que haya trabajo, sino que de exista una buena remuneración. Afirmó que el salario mínimo deberá fijarse en cien pesos diarios, hasta llegar a una meta de duplicarlo en los primeros cuatros años de su mandato. Además de que las quince millones de personas que ganan menos de diez mil pesos en el país no pagarán ISR.
Jaime Rodríguez agregó: “No debe existir el salario mínimo. Esa es una mafia. Muy poquitos (sic) ricos y muchos pobres. El asistencialismo mata y miles de mexicanos viven de la dádiva”, explicó.
Por su parte, el candidato del PRI, José Antonio Meade aseguró que el comercio y la inversión deben servir para cerrar brechas, para lo cual se generarán condiciones para mejorar y trabajar con las familias. “Aquí están compitiendo como con López Portillo para ver quién fija los salarios mínimos por decreto”, expuso para referirse a las propuestas electorales de López Obrador y Anaya.
Otro de los temas, planteó la posible postura que asumirán en sus respectivos gobiernos frente a Donald Trump. Ahí, Andrés Manuel López Obrador señaló que los gobernantes de México no han tenido autoridad moral y por lo mismo autoridad política para mantener una postura firme ante los Estados Unidos. Luego de admitir que Donald Trump ha ofendido al gobierno y al pueblo de México, agregó que “se debe fortalecer el mercado interno y rescatar al campo del abandono en que se encuentra, ser autosuficientes en alimentos, y ser fuertes y no nos va a importar ninguna amenaza de algún gobierno extranjero”, explicó.
Ricardo Anaya consideró un error histórico haber recibido a Donald Trump en su calidad de candidato republicano, por parte del presidente Enrique Peña Nieto. “En política no se comente errores, se comete uno y lo demás son consecuencias. No sólo fue un error sino una ofensa para el pueblo mexicano”, añadió. Agregó que “a los tiranos no se les apacigua, se les respeta”. Enseguida expuso que “Cuando Trump vea firmeza vamos a merecer respeto, estoy seguro que esa es la vía. Se pone todo en la mesa de negociación, se actúa con valor y con dignidad”, dijo para referir su postura frente a Trump. Mientras que José Antonio Meade, rehuyó referirse a la visita de Donald Trump a México en su campaña presidencial.
El priísta indicó que no anticipaba que Trump fuera a ganar, aunque en su momento se denunció su postura fascista en agravio de los mexicanos. “No voy a permitir que se nos falte el respeto jamás”, añadió.

Acerca de las estrategias de seguridad fronteriza, Ricardo Anaya afirmó que se debe combatir la corrupción, promover el deporte, la cultura, así como exigirle a Estados Unidos que también haga su parte. “Alrededor de doscientas mil armas entran todos los años de Estados Unidos a México y ellos no están haciendo absolutamente nada”, explicó. A pregunta expresa de los moderadores, dijo: “No creo que en este momento legalizar una droga pueda ser la solución para el tema de la violencia”. Mientras que José Antonio Meade, admitió que a través de la frontera norte se trafican las armas que llegan a los delincuentes y el dinero que fortalece a la delincuencia organizada que no sólo es narcotráfico: es robo, trata de personas. El excanciller reconoció que no existen protocolos para identificar el paso de armas de los Estados Unidos. Se comprometió que en su primer año de gobierno se fijará “un protocolo tecnológico frente a las armas en las aduanas”. A lo largo de su intervención, y de forma reiterativa, López Obrador insistió en que la mejor forma de afrontar los problemas del país transita por el combate a la corrupción, como un mecanismo para abatir la desigualdad, la delincuencia y hasta la migración de mexicanos a los Estados Unidos. “La violencia no se puede combatir con violencia. La estrategia ha sido fallida. Tiene que haber crecimiento económico para que haya paz, empleo y tranquilidad. El ladrón que más daña es el de cuello blanco, el político corrupto”, consideró. Mientras que Ricardo Anaya intentó confrontar a López Obrador, para encararlo conforme al formato del debate, a quien acusó en su gestión como jefe de gobierno del extinto Distrito Federal de haber registrado la más baja inversión privada en la capital del país. Cuando se encontraron frente a frente, Andrés Manuel sacó su billetera y dijo: “es mejor cuidar mi cartera”, mientras la escondía de la vista de Anaya con los brazos cruzados. El tabasqueño lo tildó de faltar a la verdad, bajo el argumento de que había reportado cifras de alta inversión durante su mandato, y decir que el libro que argumenta haber escrito el panista, se llama “Las Mentiras de Anaya”. Los candidatos Meade y Rodríguez Calderón acusaron que el único conocimiento que tiene Anaya sobre política migratoria, es la ciudad de Atlanta, donde estudiaron sus hijos algunos años escolares de primaria. El panista sostuvo que tanto José Antonio Meade como un hijo de López Obrador, también habían determinado estudiar en el extranjero, el primero en Estados Unidos y el segundo en España, lo que no los hace más nacionalistas. Aludido por Anaya, el candidato presidencial de Morena sólo atinó a decir: “Ricky Riquín Canallín”, para posteriormente cuestionar los ingresos familiares los cuales presuntamente ascienden a una cifra superior a los cuatrocientos mil pesos. Mientras que Jaime Rodríguez Calderón, insistió en que los tres candidatos postulados por los partidos políticos son parte del problema, por lo que insistió en que votar por un candidato independiente será una opción de consolidar el sistema de pesos y contrapesos, y de atender las necesidades de la población

9 comentarios:

Anónimo dijo...

El candidato independiente es todo un payaso,que nada se le cree de lo que dijo

Anónimo dijo...

RICARDO ANAYA ES UN TRAIDOR PORQUE TODOS LOS CARGOS QUE A OBTENIDO ES A BASE DE TRAICION. DESDE SU INICIO DE SU TRAYECTORIA POLITICA A TODOS LOS QUE LO AYUDARON A LLEGAR HASTA DONDE ESTA LOS TRAICIONO.YA PARECE QUE ESTA BASURA DE PANISTA VA A CUIDAR A LOS MEXICANOS

Anónimo dijo...

Anaya Me decepción en este segundo debate, su actuar fue muy diferente al primer debate

Anónimo dijo...

pareció mas chismes de arguenderas y nada de propuestas

Anónimo dijo...

Meade no sabia ni de lo que hablaba el menos peor el bronco

Anónimo dijo...

el perro del BRONCO declinara por MEADE y de nuevo ganara el PRI

Anónimo dijo...

voy por AMLO porque sabe que es lo que necesitamos los jóvenes

Anónimo dijo...

Nadie gano el debate,solo quiero decirles que razonemos el voto yo no quiero estar peor de lo que ya estamos

Anónimo dijo...

AMLO ganara las elecciones si es que no se las roban el es el ganador