……No somos los únicos...somos los mejores…

sábado, 23 de junio de 2018

Óptica Ciudadana CAOS CHILANGO (4ª Parte)

Óptica  Ciudadana 


CAOS CHILANGO (4ª Parte)



Teotihuacán en Línea. Por: Por José Luís Hernández Jiménez. Estimados lectores, ¿vieron el tercer debate entre los seis candidatos, (dos de ellos hombres) a Jefe de Gobierno de la CDMX? Se realizó el miércoles 20 de junio. Yo sí y, francamente, me parece que de ellos no se hace uno o una.
Si las encuestas dicen la verdad, que dos de las candidatas son las que tienen más posibilidades de ganar, ¡que dios nos agarre confesados! Ambas tienen el mismo afluente; son de las que han gobernado la gran ciudad los recientes veintiún años, durante los cuales han logrado que la CDMX, sea un desastre. Entre ellas se acusan de lo peor, y en eso tienen razón. Son cómplices del caos y del desastre capitalino que padecemos los chilangos.
Y sus propuestas…¡puras ocurrencias! ¿Dijeron algo de los cuerpos descuartizados que recién aparecieron en Tlatelolco o de otros sucesos, ya cotidianos, reflejo de la grave inseguridad? No. ¿Expresaron alguna idea para que la capital del país deje de ser una de las ciudades mas corruptas? Menos. ¿Propusieron algo concreto para evitar que la CDMX se quede sin agua dentro de pocos años? Tampoco. Y…
Mejor le sigo con mi propuesta para que la CDMX salga del caos y del desastre y la convirtamos en una ciudad habitable. Aclaro que para hacerla realidad, esta propuesta requiere del apoyo de los capitalinos y de un viraje al presupuesto de la ciudad.  
¿Se puede, en un futuro no lejano, lograr hacer de la CDMX, una ciudad habitable, sin contaminación,  agradable, con una razonable calidad de vida para sus habitantes, y con sus principales problemas resueltos? Sí, se puede y se debe, pues ésta es un modelo para todas las ciudades del país. 
Lograrlo es posible. ¿Se Imaginan a nuestro hábitat, respetando entre todos a la naturaleza, conviviendo con ella de manera cotidiana, en lugar de destruirla, salvaguardando sus ecosistemas, y todos viviendo mucho mejor que ahora?
Hay que construir un Acuaférico, como un periférico pero de agua, no para coches, y alrededor de la ciudad capital, no en medio como ahora está aquél, y navegable, alimentado por las decenas de ríos que aún subsisten en el subsuelo,  y con anchas orillas, llenas de árboles, bambúes, plantas, flores, pasto, …con ciclopista de verdad y andadores cubiertos de tezontle y tierra, para uso de corredores y caminantes consuetudinarios; todo como un gran cinturón náutico y verde para la ciudad y anexas.
Atravesando la gran ciudad, en lugar del Viaducto “Miguel Alemán”, debe haber otro gran río. Que inicie desde Los Dinamos que es, creo, el río de la Magdalena (Contreras). sí, el que sirvió de inspiración a don Juventino Rosas, para escribir su famoso vals “Sobre las Olas”, siga sobre el río Mixcoac, …y culmine por los rumbos de Pantitlán y la Alameda Oriente, para alimentar al rehabilitado lago de Texcoco. E igual que “mi” Acuaférico imaginado líneas arriba, este otro gran río de que les hablo, que también debe ser navegable, en sus orillas también debe estar cubierto de mucha  vegetación y sitios para fomentar el ejercicio, el deporte, la cultura.
¿Lo anterior implica suprimir lo que hoy es el Viaducto?  No necesariamente. Lo que si habría que tirar es lo que se conoce como “el segundo piso” o “segundos pisos”. Dicha construcción es un homenaje al absurdo, a la corrupción, al lucro y a la contaminación.  Alguien podrá reclamar que con mi idea le quito espacio a los coches y otros automotores. Sí, también de eso se trata. Porque también sigo exigiendo que se cumpla la promesa de la autoridad hecha desde 1968, cuando inició la construcción del Metro capitalino, de llegar a tener, pronto, 400 estaciones de dicho medio de transporte, distribuidas en toda la ciudad. Hoy apenas hay 200. Ello mejoraría la calidad del hecho de transportarse, de todos los citadinos. ¿Pa qué tanto coche?     
Aparte, un área verde bien cimentada, también con su lago amplio y limpio, pide mano para ser construida en los terrenos que quedarán vacantes con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional “Benito Juárez”. ¿Puede haber en ese lugar construcciones para la educación, la cultura, y el deporte? Sí, pero no más viviendas, ni rascacielos, ni grandes comercios u otros negocios, lucrativos para pocos.       
Además, que cada una de las 16 Delegaciones, tenga su respectivo y gran Parque arbolado, como el “Tezozomoc” que hoy existe en Azcapotzalco, con su limpio lago y toda la cosa. Claro que en Iztapalapa y Gustavo A. Madero, que son demarcaciones muy grandes, hacen falta, al menos tres parques como ese.
¿Todo lo anterior es posible? No solo eso, también es necesario. Es posible pues ahí están como ejemplo muchas ciudades del mundo moderno que han sido reconstruidas. Algunas reconstruidas después de las guerras y otras, reconstruidas para modernizarse. Y todas con sus lagos y ríos, grandes, navegables, limpios, adornándolas. ¿Por qué ellos sí y nosotros no? 
Los ríos Rhin, Spree, Mosela e Ilsor, en Alemania; el Tíber en Roma; el Támesis en Londres; el Sena en Paris; el Manzanares en Madrid; el famoso río Danubio en Budapest, Viena y Bratislava;, el Tajo en Lisboa, Portugal y Toledo, España; el Ródano en Lyon;, el Arno en Florencia; el Ebro en Zaragoza; el Duero en Oporto, el Guadalquivir en Sevilla; el Limmat en Zurich y el Aar en Berna, ambos ríos en Suiza; el Moldava en Praga; el Adigio en Verona; el Po en Turín; el Moscova en Moscú, el Neva en San Petesburgo, y el Volga en Saratov, los tres en Rusia; el Amstel en Amsterdam, y el río Ródano en Avignón y en Ginebra, en Francia y Suiza respectivamente.
Y es necesaria la transformación propuesta porque sería una manera de evitar inundaciones y grandes encharcamientos, y de aprovechar el agua de lluvia – hoy tenemos ocho meses de lluvias en la CdMx y toda se va a las aguas negras – para recargar los ríos subterráneos, hoy prácticamente disecados; para revertir el cada vez mayor desabasto de agua potable, para detener el hundimiento de la ciudad, que en un siglo ya acumula 10 metros en promedio, para evitar daños a las construcciones y a las tuberías, para reducir la insalubridad en la que hoy vivimos, y claro para abatir la grave contaminación ambiental.   
Además, a lo largo de nuestro México lindo y querido, hay decenas de grandes ríos… abandonados, contaminados, muy sucios, desaprovechados, desbordándose cada que llueve muy fuerte en perjuicio de la población: Los ríos Bravo, Colorado, Usumacinta, Balsas, El Fuerte, Grijalba, Nazas, Grande de Santiago, Caotzacoalcos, Papaloapan, Mayo, Yaqui, San Fernando, Soto La Marina, Sinaloa, Suchiate, Duero, Escondido, Atoyac, Tuxpan, Tlapa, Lerma, Tula,….Hoy, por ejemplo, sabemos que estamos cerca de éstos dos últimos ríos, por su mal olor y… Esto no debe ser.          
En la ciudad de México, hay 45 ríos, 14 de ellos perennes, – Tlanepantla, San Javier, de los Remedios, de la Magdalena,  Mixcoac, Becerra, Viaducto, Tacubaya, Azcapotzalco, Consulado,…. Pero están en el subsuelo ó entubados  ó contaminados, también desperdiciados, convertidos no en fuentes de bienestar sino en focos contaminantes.
Y saben, estimados cuatro o cinco lectores, ¿para qué serviría principalmente, cambio tan radical?, - o sea, que la de México deje de ser una selva de concreto y convertirla entre todos, en una especie de “Ciudad- Naturaleza” -  pues principalmente para abatir la grave contaminación que hoy a todos nos consume. La vegetación, todos lo saben menos los políticos encumbrados que solo deciden tonterías, se “come” cualquier tipo de contaminación. Hoy solo tenemos cielo y aire limpios, luego de que ocurren torrenciales aguaceros y/o fuertes vientos.  Y eso para empezar. Porque con el inicio y desarrollo del proceso de reconstrucción de la ciudad (es) en el sentido señalado, se crearían de inmediato miles y miles de nuevos empleos directos e indirectos,… ¿Se imaginan el impacto de tal transformación?
Creo que ustedes sí se lo imaginan porque lo que es nuestra clase política, no. Ella para resolver los problemas solo tiene ocurrencias inservibles y caras, como sus Programas de Verificación, No circula, de Cámaras para cobrar más multas, los verificentros ….              

Notitas: Una.- Que, afortunadamente, casi se acaban las campañas electorales. El 27 de junio es el último día de ellas, uff. ¡Tánto dinero tirado a la basura! Faltan 10 dias para ir a votar por quien cada quien quiera. Dos.-Que don Peje presume que en su cierre de campaña van a cantar “La Paloma, la juarista”. Hay que aclararle que “La Paloma”, una de las canciones más bellas y mas cantadas en todo el planeta, por todo tipo de artistas, tiene un origen “imperialista”. Su autor es el español Sebastian Iradier Salaverri; Aunque la compuso en 1863, cuando vivió en Cuba, prácticamente la estrenaron en México, en el Teatro Iturbide (que era como el Bellas Artres del siglo antepasado), para dedicársela a sus majestades, Maximiliano y, sobre todo, Carlota que era su canción favorita. En esa ocasión la cantó Concha Mendez, la cantante mexicana del momento. ¡Éxito rotundo! Quizá la “juarista” a la que se refiere don AMLO, es alguna de las parodias que se hicieron de la misma canción. O a la “Mamá Carlota”, compuesta por don Vicente Riva Palacio. O ¿será que Andrés Manuel se siente Majestad? Tres.- Que la Selección Mexicana de futbol, en el actual Campeonato Mundial en Rusia, bien puede ganar los tres partidos que debe jugar de cajón. Por lo pronto ya le ganó a Alemania. O sea ya vamos Alemania 20 goles, México 6. El sabado 23, va contra Corea del Sur, y el 27 de junio contra Suecia. El problema, como siempre, viene despues, a partir del “cuarto partido”. A ver. Cuarto.- Que el sábado 23, pero a las 14 horas, me toca dar exhibición de Tai Chi en el “El Lonario” del parque Tezozomoc, en Azcaptozalco, CDMX. Sos invitados (as).  Cinco.- Que sugiéroles leer “El Amor en los tiempos del cólera”, gran libro de Gabriel García Márquez. Y, por supuesto, el mío, “Cuando correteábamos utopías”. Seis.- Que sigo con mi cantaleta, hay que hacer ejercicio diario. Se siente uno muy bien            

No hay comentarios: