…información del Estado de México..información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...

lunes, 17 de septiembre de 2018

Charros contra Nazis: La historia de una batalla que se iba a llevar a cabo

Charros contra Nazis: La historia de una batalla que se iba a llevar a cabo


Teotihuacán en Línea. Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, la historia nos plagó de encuentros entre los Alemanes, los Nazis, y los aliados, los Ingleses, Rusos y Estadounidenses.
Empero, En 1942 un grupo de charros se ofrecieron como voluntarios para impedir una posible invasión nazi en México y enfrentar a Hitler.
El comienzo
Corría el año de 1942 y los rumores sobre una invasión nazi corrían por todo el mundo, incluso en México se tuvo este temor, por lo que el teniente coronel, en el ejército de Francisco Antolín Jiménez Gamas, tuvo la idea de fundar la Legión de los Guerrilleros Mexicanos para enfrentar a los alemanes. La idea no era enfrentar al ejército con militares, sino con charros, hombres montados a caballo cuyas únicas armas eran pistolas y machetes y que representaban al México rural.
En aquellos años en los que México le declaró la guerra a los países del Eje (Alemania, Italia y Japón), el presidente de la Asociación Nacional de Charros, se acercó al entonces presidente Manuel Ávila Camacho para proponerle un ejército de charros a sus órdenes, según se cuenta en la investigación hecha por Fernando Llanos, director del documental Matria.
Una vez aprobado su plan por el presidente, Jiménez Gamas se dio a la tarea de organizar en menos de un año a la Legión de los Guerrilleros Mexicanos la cual estuvo integrada por 150 mil hombres armados a caballo, repartidos en doscientos cincuenta puntos del país, los cuales entrenaban cada domingo para un posible ataque nazi al territorio mexicano.
Rumores bien fundados La idea de fundar este grupo de jinetes para enfrentar al ejército más poderoso del mundo nació un mes después de que el 13 de mayo de 1942 el petrolero Potrero del Llano fue hundido en el Golfo de México además de que siete días después otro barco, el Faja de Oro, también fue atacado.
Después de estos dos hechos México abandonó la neutralidad y empezó ataques a las naciones del Eje. Un mes después los rumores de una invasión nazi comenzaban a correr y al mismo tiempo se creo el ejército de charros.
Un ejército de reserva Durante un año los charros del grupo de legionarios aprendieron estrategias de guerra que les fueron enseñadas por los excombatientes de la Revolución, sin embargo el ataque nunca ocurrió.
Pero Jiménez Gamas se tomaba demasiado en serio su idea por lo que el nuevo ejército de reserva tenía como lema y propósito “Defender con nuestras vidas el honor del inmaculado pabellón tricolor, símbolo de las libertades y emblema de una heroica tradición”.

Hoy en día durante los desfiles del 16 de septiembre los charros aparecen en las filas de la marcha a la par de los integrantes de las Fuerzas Armadas, un honor que comparten desde que Ávila Camacho los declaró reserva del Ejército Mexicano. México participó activamente en la Segunda Guerra Mundial hasta 1944 cuando se creó la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana que en junio del año siguiente participó en las batallas de Japón. Este grupo es conocido como el Escuadrón 201. Para ese entonces la Legión de Guerrilleros Mexicanos  ya se había disuelto 

1 comentario:

Anónimo dijo...

antes el mexicano era bien entron