…información del Estado de México..información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...

lunes, 24 de septiembre de 2018

Columna Ejercicio del poder AMLO, estilo retórico

Ejercicio del poder 


AMLO, estilo retórico


Teotihuacán en Línea. Por: Gerardo Viloria. El hombre es su palabra, refirió el supremo orador, maestro JOSE MUÑOZ COTA.
En este sentido, podemos afirmar que el presidente electo ANDRES MANUEL LOPEZ, se fusiona con su propio estilo retórico.
A pesar de su ritmo lento, su dicción incompleta, en sus expresiones lingüísticas y corporales, ha mostrado el dominio de los símbolos e imágenes, convirtiéndose en un indiscutible comunicador político.
Perito de los efectos de sus palabras, el pasado 12 de febrero, declaró: “Mi lenguaje lapidario es útil y tiene justificación”.
Bajo este escenario, su habla pública ha permeado porque identifica y conoce lo que quieren escuchar sus seguidores.
Es verdad que AMLO, no habla inglés, refiere MIGUEL ANGEL MACIEL GONZÁLEZ, “pero si desayuna, come y cena con los hablantes adoloridos, de varias partes del país, cuyo dolor se ha producido al ser menospreciados”.
Así que, opinamos, sabe sobre el hartazgo de la población respecto a las declaraciones y acciones de los políticos reconocidos como corruptos, por lo que sus palabras canalizan el descontento social y las utiliza para desacreditar a quienes ocupan cargos de responsabilidad.
De esta forma, busca que sus mensajes evoquen sentimientos y despierten pasiones.
Además, se percata convenientemente, de la conexión que producen sus frases cortas y concluyentes.
Por ejemplo: “mafia de poder”, representa a los de hasta arriba, los intocables, los corruptos, los que cometen excesos y abusan del poder, los que tienen las manos sucias, los que oprimen a los pobres.
Al mismo tiempo, con ese enunciado busca personificar y defender con “valentía” los valores deseables como la “honestidad” y la “justicia”, amén de atraer “esperanza”.
En este contexto, acudiendo al imaginario político y social, sus pronunciamientos se han erigido en verdad declarada para sus adeptos.
Y, para quienes no lo son, los mismos originan controversia, logrando con ello, apoderarse de la agenda diaria.
Esto a pesar que sus mayores críticos cuestionan que toda su semántica no está sostenida por hechos y que esconde detrás de sus términos a un político igual que todos.
La coronación de LÓPEZ OBRADOR como un protector “antisistema”, apuntalaron su éxito como comunicador y dirigente y, de igual forma, ello le ha otorgado credibilidad como líder predestinado desprovisto de ambición personal.
En resumen, el lenguaje público de ANDRES MANUEL le ha permitido entramar una imagen de supremacía a través de la polarización
Gerardo Viloria Varela
Miahuatlán, Oaxaca, 16 de abril de 1945. Licenciado en Derecho e Historia (UNAM) con estudios de posgrado en Ciencia Política, especialización Grupos de Presión (Yale University); Especialización Grupos de Presión en América Latina (Princeton University); Especialización Técnicas de Grupos de Presión (Washington University); becario del Instituto de Estudios Políticos de Paris, para realizar análisis de Grupos de Presión en África del Norte; Especialización en Análisis Prospectivo, Mercadotecnia Estratégica, Persuasión de la Opinión Pública, Posicionamiento Político, Credibilidad e Inteligencia Política (diversos centros de estudio nacionales y extranjeros); Diplomado en Administración Municipal (OEA, España).
Profesor titular en la UNAM. Ha impartido numerosas conferencias y cursos en instituciones nacionales y extranjeras, entre otras: UNESCO, París; Universidad de Austin, Texas; Centro de Periodismo Internacional de la Universidad del Sur de California, Los Angeles, EU; Universidad Complutense, Instituto Ortega y Gasset, Madrid, España; Universidad Iberoamericana; Congreso de la Unión, México. Autor de diversos trabajos de investigación personal y colectiva. Miembro de número de Colegios y Asociaciones Académicas de México y el extranjero.
Analista político y asesor en comunicación política de varios Gobernadores del país, Congresistas federales y estatales, presidentes municipales, funcionarios federales y locales, candidatos de elección popular, partidos políticos, así como instituciones públicas y privadas. Ha sido también servidor público municipal, estatal y federal.
Editorialista y columnista político desde 1961 en múltiples diarios y revistas de México, así como comentarista y entrevistador en radio y televisión.
Premio México de Periodismo 2005; Premio Nacional de Información, Donají 2005; Presea Ignacio Manuel Altamirano 2007; Presea Francisco  Zarco 2009; Presea José María Coss 2011;  Presea  Micrófono de Oro 2012; Presea Luis M. Farías 2012; Premio Nacional de Liderazgo 2015; Presea Andrés Henestrosa 2015;  Doctor Honoris Causa por el Claustro Doctoral Internacional, la UNESCO y el IUEM 2015; Doctor Honoris Causa por la Escuela Angloamericana de Administración y Negocios y Universidad La Salle 2015; Doctor Honoris Causa por el Claustro Doctoral Iberoamericano y la Universidad Latinoamericana de México 2016; Presea Metepec 2016; Premio Internacional Paul Steel Hutchinson 2017.
Integrante del Consejo Directivo de la asociación de periodistas “Club Primera Plana”, 2009-2011 y 2011-2013, Presidente de la Academia de Periodismo y Comunicación de la Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de México 2012-2018. Secretario del Interior de Sindicatos Nacionales de Medios de Comunicación de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) 2016-2020.
Miembro  y directivo de instituciones filantrópicas.
Actualmente, Presidente del Corporativo Multimedios Imagen Política

1 comentario:

Anónimo dijo...

Solo se encargo de dividir al país con odio