…información del Estado de México..información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...

miércoles, 12 de septiembre de 2018

"desaparecen" 708 millones de pesos en efectivo en Sedatu y Sedesol de Rosario Robles

"desaparecen" 708 millones de pesos en efectivo en Sedatu y Sedesol de Rosario Robles


Teotihuacán en Línea. De mil 900 millones de pesos asignados a la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y a la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano Sedatu, más de setecientos millones de pesos fueron finalmente transferidos en efectivo a diez domicilios.
Además del supuesto quebranto al erario público detectado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la Sedesol y Sedatu, a través de setenta y seis empresas presuntamente beneficiadas por contratos de servicios durante las gestiones de Rosario Robles Berlanga, se informó este martes que los 708.2 millones de pesos repartidos en billetes, representan 37 por ciento del total del monto desviado en dichas secretarías conforme la indagatoria de la ASF. Todo ello a través de una triangulación de depósitos y mediante el servicio de las empresas de resguardo de valores Tameme, Cometra y Panamericano.
El dinero en efectivo fue repartido entre diciembre de 2014 y diciembre de 2017 en oficinas simuladas.
En febrero pasado, la ASF dio a conocer que tanto Sedesol como Sedatu, simularon contratos con Radio y Televisión de Hidalgo (RTH), el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SCSI), la Televisora de Hermosillo (Telherm) y la Universidad Politécnica de Quintana Roo (UPQROO) para operar el desvío millonario.
“Lo que no se había revelado es que el dinero público siguió una ruta para llegar en efectivo a una decena de casas. De acuerdo con registros obtenidos por la ASF, seis de los proveedores subcontratados para prestar servicios a Sedesol y Sedatu, y otras nueve empresas emitieron las órdenes de transferencia”, indicó el medio.
Uno de los destinatarios fue Servicios Empresariales Helte, con una oficina supuestamente enclavada en Sócrates 128-3 en Polanco, en la Ciudad de México. “Sin embargo, de acuerdo con el personal que trabaja en el edificio, nunca ha tenido su domicilio en ese lugar”, abundaron informantes de la ASF.
En la ruta de desvío de dinero, Helte aparece como una subsidiaria contratada por un sistema de televisión estatal que debe cumplir con un servicio y también aparece como receptora del efectivo en el último eslabón de la cadena. Entre el 7 de diciembre de 2015 y el 22 de diciembre de 2017, personal de Tameme y del Servicio Panamericano entregó 493.7 millones de pesos en las supuestas oficinas ubicadas en Polanco.
“El de Helte, es el consultorio de una psicóloga; otro es una casa-habitación abandonada, otro es un consultorio de rehabilitación; y uno más es un despacho de fiscalistas”, afirman.
“En Playa del Carmen se entregó el dinero a una casa de cambio; en Cancún se llevó a una oficina de ADO y en Villahermosa a la Universidad Intercultural del Estado de Tabasco. Tres de los domicilios donde supuestamente el personal de las empresas de traslado de valores entregó el dinero no existen”.
Además, la ASF en tres auditorias forenses realizadas a los recursos ejercidos en 2014 y 2015 descubrió dinero transferido a Monex y a CI Banco, de donde se dispersó a cuentas domiciliadas en distintos países, entre ellos China, Ecuador, Bélgica, Israel, Estados Unidos, Corea del Sur, y Pakistán.
En el caso de la Sedesol, el desvío se hizo mediante la contratación de Radio y Televisión de Hidalgo, cuyo convenio y contratos se firmaron en marzo, mayo y septiembre de 2014, así como en enero y febrero de 2015. En tanto, el convenio y contratos de la Sedatu con el Sistema Quintanarroense de Comunicación Social y Televisora de Hermosillo, fueron firmados en julio, septiembre y octubre de 2015.

La ASF señaló que la Sedesol y la Sedatu del Gobierno Federal firmaron convenios con dichas entidades para eludir los requisitos de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público. Los institutos a su vez subcontrataron a 84 proveedores, de los cuales al menos trece resultaron ser empresas fantasmas, a las que, en algunos casos, les encargaron parte de los trabajos solicitados por las dependencias, señalaron los investigadores

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Todo mundo.sabe.que es.una.ratota yo no se porque nos sorprendemos si siempre ha sido asi

Anónimo dijo...

Rata!!!!Ojala cuando entre Obrador la meta a la cárcel por ratera