---

--

Si usamos cubrebocas, mantenemos una sana distancia y nos lavamos las manos, podemos cortar en mucho la cadena de transmisión.

En la calle por ti, por tu familia, usa cubrebocas

sábado, 10 de octubre de 2020

Carta de réplica de guías de turistas de Teotihuacán

 

Carta de réplica de guías de turistas de Teotihuacán

Teotihuacán en Línea. Julián Vargas. A raíz de una nota publicada en este periódico referente a los guías de turistas, donde se establecían dos contingentes, unos laborando dentro de la Zona Arqueológica de Teotihuacán, y otros fuera.

Los guías que trabajan y ofrecen servicios en el circuito de la Zona llamado

“Empedrado” solicitaron a este periódico derecho de réplica, por lo que con el periodismo profesional con la que se conduce Teotihuacán en Línea, se publica el derecho de réplica de los otros guías de turistas

Teotihuacan en Línea-Jueves 1 de octubre de 2020

1. En su primer párrafo dice “guías establecidos” en el interior de la Zona

Arqueológica de Teotihuacán.

Al respecto la pregunta sería ¿quién los autorizó para ser “establecidos en el

interior”?. El Director de la Zona Arqueológica no tiene facultades legales bajo

ningún estamento para autorizar algo relacionado con los guías. La NOM-08-

TUR-2002 emitida y aplicada por SECTUR es federal y solamente esta

Secretaría puede normalizar, sancionar y controlar a los guías. Según esta

norma, las credenciales de Guías Generales y Especializadas (locales) son

federales y solo SECTUR tiene la facultad de supervisarlos, no el INAH y

ninguna otra autoridad estatal o municipal. Es sabido que el Director de la

zona, con su jefe de seguridad y coludido con autoridades municipales (policía

y ministerios públicos) han realizado detenciones arbitrarias, agresiones y

amenazas a los guías que están afuera de las puertas de la Zona Arqueológica,

con el apoyo de los “guías establecidos” (hay denuncias al respecto,

obviamente acalladas por las mismas autoridades).

2. En el mismo primer párrafo dice que “mantiene una competencia que puede

afectar a los visitantes”.

Cuando un servicio es condicionado a solo unos cuantos y son los únicos que

pueden ofrecerlos eso no es “competencia”. Estas asociaciones (Jaguar y

Quinto Sol, así como otros “guías establecidos”) son verdaderas mafias que les

cobran “lugares” (la cuota va de $45.000 a $70.000 pesos y su respectiva

mensualidad) a sus agremiados, para sus líderes y estos a su vez al Director de

la Zona Arqueológica, para que les garanticen esta “exclusividad” y les quiten

con todos lo medios, ilegales todos ellos, la “competencia”. El cliente es el que

evalúa la competencia y el decide que servicio es el correcto, “los guías

establecidos” no pueden decidir con quien se va un cliente.

3. “Lo que no hacen los informales”.

Las medidas sanitarias son responsabilidad en la zona federal del Director de

la Zona Arqueológica y su aplicación por su personal y en las ocasiones que se

amerite por su cuerpo de seguridad. Los “guías establecidos” no son una

autoridad para verificar que se cumplan las medidas. Hasta en eso quieren ser

jueces.

 

4. “Los guías solicitaron al INAH y a SECTUR Federal mantener el orden entre

los guías formales y los informales”.

Las credenciales de los “guías establecidos” y “grupos de guías que trabajan en

las afuera” son emitidas por SECTUR (a excepción de aquellas “compradas” en

el mercado negro), en ese entendido, independientemente de la escuela que

egresaron, son validas y deberían tener el mismo nivel de servicio, el cual solo

puede ser evaluada por SECTUR y no por el INAH. El Director de la zona

arqueológica (en sus dos periodos de ejercicio y el Director anterior Alejandro

Sarabia), han mantenido un “control” de los guías y con estas asociaciones,

para obtener recursos ilícitos y beneficio personal, por lo que ya se hicieron las

respectivas denuncias para que los investiguen.

Sería bueno que SECTUR federal interviniera de manera inmediata y como se

hizo en la zona arqueológica de Chichen Itza (acuerdo alcanzado entre todos

los guías, SEFOTUR, INAH y SECTUR federal) los guías debidamente acreditados

llegan por la mañana se registran y esperan ordenadamente que les toque su

turno (independientemente a que organización o no pertenezcan), no pueden

repetir hasta que todos los guías hayan pasado, evitándose así la injerencia de

líderes, personal del INAH, u otros intereses ajenos al servicio en beneficio de

todos los guías. Los “guías informales”, es decir aquellos no acreditados por

SECTUR no deberían trabajar en la zona.

5. “Ya no permitir el aumento u monopolio de guías de turistas en la parte de

afuera”. y al final dice “no podemos permitir ya el desorden y la mala imagen

a los visitantes”.

No es un monopolio que “los guías establecidos”, pertenecientes a estas dos

asociaciones, quieran ser los únicos en ofrecer el servicio de guía?. No conocen

el significado de monopolio. Desorden y mala imagen es la que han

protagonizado, en muchas ocasiones, estos “guías establecidos” saliendo en

grupo golpeando a los “guías de afuera”, apoyados con delincuentes

contratados para esto, ante la complacencia de autoridades municipales y el

jefe de seguridad de la zona arqueológica, y en ninguna ocasión les importo

los turistas ahí presentes (hay denuncias sobre eso). Además, muchos de los

turistas que han sido atendidos por estos “guías establecidos”, se han quejado

de su pésima información, el cobro excesivo de sus servicios por solo una hora

(la estrategia de ellos es hacer servicios rápidos de mala calidad y caros para

regresar a “atender” a otro), mal tratos, tener credenciales de guías generales

y no hablar el idioma que dice la credencial, etc.

 

6. En el último párrafo: “por más de dos décadas tenemos el derecho de la

captación de visitantes que requieren nuestros servicios ya que tenemos los

permisos y experiencia para tal trabajo turístico”

Un derecho es aquello que se gana por un servicio cumplido, pero no se puede

comprar un “derecho”, como ellos mismos dicen “tenemos los permisos”; y la

pregunta es: quién se los dio o autorizó?. Ya dijimos que el Director de la Zona

Arqueológica, legalmente, no tiene facultades legales para autorizarles el

derecho de ser los guías “exclusivos” de la zona. Por ser una zona federal hasta

el ambulantaje esta prohibido, pero sabemos que esto no les importa a los

responsables, estos “guías establecidos” y otros personajes involucrados en

actividades prohibidas en la zona federal, le han dado grandes cantidades de

dinero que van directamente al Director de la zona, al Director del INAH y

autoridades estatales y municipales (por cierto estas últimas no tienen

facultades legales para intervenir en la zona y a los guías). Pagar derechos de

piso es ilegal no es un derecho, ni permiso, es corrupción que le conviene a

todos los involucrados.

Los “guías de afuera” y otras personas interesadas en el turismo, nos estamos

organizando realizando peticiones y denuncias para que las autoridades

respectivas investiguen a profundidad todas estas anomalías para que se

corrijan, castiguen a los responsables y finalmente brindar al turismo un

servicio de calidad

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienen razón,porque hay policías del municipio que no tienen ninguna ingerencia en estar en una zona federal

Anónimo dijo...

Afuera o adentro todos te quieren llevar al baile. Son muy careros todos, también los que venden las artesanías.