-

-

viernes, 26 de octubre de 2007

TEOTIHUACAN: DONDE LOS DIOSES SE MANDAN SOLOS


Socorro Rojas. Teotihuacan en línea. Teotihuacan es la ciudad precolombina más grande que se conoce en las Americas. Este enorme sitio arqueológico abarca una superficie de más de 48 kilómetros cuadrados y contiene algunas de las pirámides más grandes jamás construidas.
Como llego? Este sitio arqueológico se encuentra a 40 kilómetros al norte de la Ciudad de México, y se puede llegar a él fácilmente en autobús desde la capital del país. No se recomienda rentar un auto ya que manejar en la Ciudad de México es engañoso y la ciudad es enorme. Hay muchas agencias de excursiones que ofrecen transportación a Teotihuacan, esta es la manera más fácil de llegar al sitio.
Que puede esperar de ver? Las principales atracciones de Teotihuacan son: la avenida de los Muertos, con edificios y pirámides a lo largo, la Pirámide del Sol, que es la segunda pirámide más grande jamás construida en América, la Pirámide de la Luna y la Pirámide de la Serpiente Emplumada. La Avenida de los Muertos tiene 2.5 km de largo y divide la ciudad en dos secciones. Complejos de departamentos con construcciones piramidales a ambos lados de la avenida fueron construidos a lo largo, algunas veces de manera simétrica y con la misma orientación. La Pirámide del Sol tenía aproximadamente 215 por 215 metros en su base, y cerca de 63 metros de altura. Fue significativamente agrandada por lo menos dos veces en periodos tardíos, resultando en una dimensión final de 225 metros de cada lado.
Se encontraron muchas tumbas en el templo de la Serpiente Emplumada, conteniendo artefactos y joyería. Este templo es también el centro de La Ciudadela, un gran complejo que se encuentra en el centro geográfico de la ciudad. Mide 160, 000 metros cuadrados. El espacio interior está rodeado por cuatro plataformas con pirámides encima. La plaza principal tenía capacidad para 100,000 personas sin mucho hacinamiento.
Historia: La construcción de la ciudad data desde 300 A.C. y la construcción de las grandes pirámides de entre los años 150 y 450 D.C., con una población media de más de 200,000 habitantes. La ciudad desarrolló relaciones comerciales y dinásticas con pueblos tan lejanos como Honduras. Fue atacada y parcialmente quemada en el siglo VII o VIII. Muchas de las estatuas y edificios de la clase alta fueron completamente arrasados.
Información: Todavía hay excavaciones en Teotihuacan y la exploración cubre más de 80 metros cuadrados. Hay un interesante museo para visitar en el sitio
Cuando los aztecas llegaron al Altiplano a principios del siglo XIV, encontraron un inmenso centro religioso abandonado al que llamaron Teotihuacan. Tanta fue su impresión ante la grandeza del lugar, que pensaron que había sido construido por gigantes e inventaron el mito de que ahí se habían reunido los dioses para asegurar la existencia del mundo. La reacción de los aztecas no fue exagerada. Teotihuacan es el más notable de los centros religiosos de América.

Cuesta trabajo creer que fue construido por un pueblo que no conocía las herramientas de metal, no tenían bestias de carga, ni utilizaba máquinas simples para facilitar las obras de construcción.
Teotihuacan está situado en un amplio valle, a 45 km de la ciudad de México. La zona fue poblada desde épocas remotas, pero fue hasta el siglo I a.C. cuando se inició la construccióndel centro ceremonial. Aunque éste fue construido por etapas, al parecer fue planeado como conjunto, según lo indican la armonía y funcionalidad de la distribución de los edificios.
La zona ceremonial de Teotihuacan estaba rodeada por una gran concentración urbana que, según los investigadores, tenía en su momento de apogeo entre 125 mil y 250 mil habitantes y ocupaba unos 20 km². Era una de las cinco ciudades más pobladas en el mundo de aquella época.
El origen de los fundadores de la región es incierto. Sin embargo, algunos especialistas creen que los teotihuacanos pertenecían al mismo tronco racial del que se desprendieron después los toltecas y los mexicas.
El conjunto ceremonial está formado por dos grandes pirámides, la del Sol y la de la Luna y por templos, plataformas y lugares de residencia distribuidos a los lados de la larga Calzada de los Muertos. El edificio mayor, la pirámide del Sol, tiene lados de 215 metros, por lo que su base es semejante a la de la más grande de las pirámides egipcias.

Máscara de piedra decorada con mosaico de turquesa, concha nácar y coral. La parte residencial de la ciudad ha sido investigada por los arqueólogos, quienes nos dicen que las casas eran amplias y estaban hechas de piedra, adobe y madera. Las casas tenían numerosos aposentos, por lo que se piensa que eran habitadas por familias de muchos miembros que se dedicaban al mismo oficio.
En Teotihuacan están representadas en pinturas y esculturas las deidades que, bajo diferentes nombres, fueron venerados después por otros pueblos mesoamericanos: las de la lluvia y el agua, el Sol y la Luna, y la serpiente emplumada llamada Quetzalcóatl por los aztecas, que representa a un dios civilizador, quien según el mito dio a los hombres ciencia y sabiduría.