-

-

martes, 28 de marzo de 2017

En voz alta  Aumentan periodistas agredidos

En voz alta Aumentan periodistas agredidos


Teotihuacán en Línea. Por: Gerardo Viloria. El pasado lunes 20, en este mismo sitio, referimos acerca de los graves hechos de violencia –en nuestro país- que se acrecientan contra mujeres periodistas y cómo la impunidad se recrudece.
En este contexto, no distaron más de tres días para que se violentara a una periodista más.
Tal es el caso de la colega MIROSLAVA BREACH VEDUCEA, quien el jueves 23 fue asesinada al recibir ocho impactos de bala, fuera de su casa, en la Ciudad de Chihuahua.
MIROSLAVA ocupó durante más de 15 años la corresponsalía del diario La Jornada en Chihuahua y fue directora del rotativo Norte de Ciudad Juárez, colaborando también, en ese medio, en su forma digital.
MIROSLAVA BREACH, se caracterizó por denunciar el trasiego de la droga en zonas serranas de la entidad y en ciudades chihuahuenses, además, había suscrito una nota periodística en el diario La Jornada acerca de fosas halladas en Madera, Chihuahua, situaciones que le conllevaron a varias amenazas, mismas que eran del conocimiento del gobernador JAVIER CORRAL JURADO, quien así lo reconoció.
A pesar de ello, fue nula la protección “porque no hubo denuncia oficial”, señaló el propio CORRAL JURADO, el cual, desde muy joven se inició en los medios informativos de Ciudad Juárez, habiendo ocupado a los dieciséis años la Secretaría General de la Asociación Estatal de Periodistas Chihuahuenses.
En este raciocinio, se puede apreciar que es evidente la indolencia legislativa para establecer protocolos de seguridad a comunicadores en zonas de alto riesgo, mismas que se han ido multiplicando en el país.
Sobre éste infamante crimen, el vicepresidente de la Asociación de Periodistas de Chihuahua, HÉCTOR JAVIER MENDOZA ZUBIATE, expresó: “Es un ataque directo a la actividad que ejercemos, sentimos que estamos en una situación de riesgo en el Estado, que está en el tercer o cuarto lugar, de agresiones contra los periodistas”.
Continuando con esta temática, a principios de este mes, se informó sobre el asesinato de CECILIO PINEDA, reportero que cubría la fuente policial en Guerrero.
Y apenas, el pasado domingo 19 de marzo, personas armadas ejecutaron al periodista veracruzano RICARDO MONLUI CABRERA, en el municipio de Yanga, Veracruz.
En su informe 2016, la organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF) vuelve a señalar a México, estando teóricamente “en paz”, como el país "más letal" para la prensa en toda América Latina; es la tercera nación del mundo más mortífera para esta tarea superando a territorios con conflictos armados como Irak y Yemen.
Por otra parte, México ocupa el séptimo lugar a nivel mundial y, el primero en Latinoamérica, de 13 países donde periodistas son asesinados y los homicidas o autores intelectuales no han sido capturados o procesados legalmente.
Respecto a los motivos que han originado que México esté en la plataforma de los países más funestos, RSF anota que la acción de los cárteles de la droga, especialmente Los Zetas, está golpeando al gremio periodístico para evitar “que interfieran en sus asuntos”.
De igual manera, la RSF enfatiza: “los elementos de la policía son los principales agresores de periodistas en México”.
Como derivación de ello, el informe refiere que otros factores clave son la omisión de las autoridades, la impunidad y la corrupción.
Estos señalamientos, reflejan las limitaciones y fallas de los organismos del Estado creados para proteger e investigar delitos contra comunicadores, tales como el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, dependiente de la Secretaría de Gobernación, así como de las fiscalías especializadas para esa atención, creadas por la PGR en cada entidad.

Finalmente, ante el aumento de periodistas asesinados que colocan a México en una situación degradante a nivel internacional –nuevamente- el gremio organizado de periodistas del país, apela a las más altas autoridades para frenar la vergonzosa impunidad imperante y poner un hasta aquí a los crímenes contra las libertades de prensa y expresión

No hay comentarios: