…información del Estado de México..información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...

martes, 25 de julio de 2017

En voz alta CDMX, ¿sin crimen organizado?

En voz alta CDMX, ¿sin crimen organizado?


Teotihuacán en Línea. Por: Gerardo Viloria. Mostrando la misma forma de comportamiento violento cuando algún cabecilla –del narcotráfico y/o crimen organizado- es detenido o abatido por las fuerzas armadas del Estado mexicano, los habitantes de la colonia de la Conchita, en la delegación de Tláhuac, sufrieron sus efectos.
La tarde del pasado jueves 21, la ciudad de México, que parecía vivir tan segura y aislada del destino nacional, dejó de serlo.
Al más puro estilo de Tamaulipas, Guerrero y Michoacán, se presentó lo que en este rubro nunca se había visto en la capital del país: cierre y quema de camiones de volteo y autobuses del transporte público; bloqueo para entorpecer el acceso a las autoridades con decenas de bicitaxis y mototaxis.
Poco antes, una batalla con armas de alto poder en las calles en un operativo realizado por elementos de la Secretaría de Marina y Policía Federal contra integrantes de la agrupación criminal denominada “Cártel de Tláhuac”.
El saldo, ocho supuestos criminales muertos, así como su dirigente FELIPE DE JESÚS PÉREZ LUNA, alias “El Ojos”, quien según vecinos y reportes de prensa era el presunto líder del grupo delictivo mencionado.
“El Ojos” ya había sido identificado por la Secretaría de Marina como un delincuente extremadamente peligroso quien dirigía la venta de droga, extorsión, secuestros y homicidios en las delegaciones Tláhuac, Milpa Alta, Xochimilco e Iztapalapa.
No obstante que el caso de Tláhuac exhibe características típicas de los cárteles, como son las armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas en poder de los supuestos criminales.
Sobre el particular, el Jefe de Gobierno MIGUEL ÁNGEL MANCERA ESPINOSA, declaró que esa organización violenta de la zona sur, no es un cártel del crimen organizado, sino sólo “un grupo de narcomenudistas”.
También acotó que no minimiza a ese grupo criminal, al que calificó como “una organización grande”, pero insistió en que “no es del tamaño de un cártel” que la ley exige, y agregó que ésta habla de “estructuras muy grandes de operación y líneas de financiamiento y trasiego”, así como cuestiones “transfronterizas”.
Cabe mencionar que durante largo tiempo MANCERA ha sostenido que los cárteles delictivos están ausentes de la capital mexicana.
Lo anterior, a pesar que hace dos años la presidente de la asociación civil "Alto al Secuestro", ganadora del Premio Nacional de Derechos Humanos 2010, ISABEL MIRANDA DE WALLACE le advirtió que había cinco cárteles en la Ciudad de México.
Suman a ello, las denuncias ciudadanas, detenciones de capos y ejecuciones, mismas que evidencian que los grupos del crimen organizado están presentes en la Ciudad de México.
Más aún, con insistencia diversos medios de comunicación relacionan al grupo de Tláhuac con integrantes del Cártel de los Beltrán Leyva en la capital, además, aseguran que la organización que dirigía “El Ojos”, es rival del Cártel de Tepito.
La pertinaz negativa de MANCERA ESPINOSA ha sido censurada por los capitalinos, la cual se refleja en las declaraciones del senador MIGUEL BARBOSA quien demandó a MANCERA que reconozca la existencia de cárteles de la droga en la entidad.

Po otra parte, coinciden analistas que la narrativa impulsada por el Gobierno capitalino, es que, al negar la problemática, se inhibe también el combate.
Comentan que delitos como la desaparición y trata de personas, el narcomenudeo, el cobro de piso y otros hechos como el “levantón” de 13 jóvenes del bar Heaven en 2013, el asesinato de cinco personas en la colonia Narvarte en 2015 o el tendido de una víctima de homicidio sobre un puente en Iztapalapa, el mismo año, son “claras” manifestaciones de crimen organizado.
El investigador del Centro de Estudios Sociológicos del Colegio de México, JOSÉ LUIS REYNA, dice “No le veo sentido a las afirmaciones de MANCERA. La Ciudad de México está a un lado de Guerrero, Morelos, Michoacán, el Estado de México; esta ciudad es sin duda una parte fundamental para el engranaje financiero de los cárteles, grandes o chicos”.
Por su parte, ERUBIEL TIRADO, coordinador del Programa de Seguridad Nacional y Democracia en la Universidad Iberoamericana, ha referido: “Tanto el Gobierno federal como el de la Ciudad de México hacen grandes esfuerzos para negar lo evidente: los hechos demuestran que la Ciudad de México es parte de un centro neurálgico, estratégico del crimen organizado, que existe y que tiene también algunas particularidades muy específicas por ser la sede de los Poderes políticos, lo hacen diferente al crimen organizado en otras partes del país pero de que existe y están aquí, están, y eso lo demuestra la detención en la colonia Nueva Anzures, de DAMASO LOPEZ, alias “El Licenciado”.
Cabe citar que el rechazo de MIGUEL ANGEL MANCERA sobre la presencia local de los cárteles, también entra en discrepancia con información proveniente del Gobierno de Estados Unidos, cuyas agencias: DEA y CIA, han reportado la existencia de estos grupos.

Finalmente, respecto a esta temática parece insólito que el Gobierno de la República a pesar de no ignorar sobre las diversas prácticas de grupos criminales en la CDMX, ha señalado a través de la Secretaría de Gobernación (SG), Procuraduría General de la República (PGR) y Policía Federal (PF), no contar con registros oficiales en torno a si los cárteles operan o no en la Ciudad de México

1 comentario:

Anónimo dijo...

Este pais ya esta del carajo,ya ningún lado es seguro.