……No somos los únicos...somos los mejores…

lunes, 21 de agosto de 2017

Científicos emprenden vuelo al espacio para ver el eclipse por más tiempo

Científicos emprenden vuelo al espacio para ver el eclipse por más tiempo


Teotihuacán en Línea. El Gulfstream V estacionado en el hangar ha monitoreado tormentas, ventiscas y huracanes en todo el mundo. Sin embargo, el 21 de agosto, este jet se elevará unos cuarenta y cinco mil pies en el cielo en busca de un fenómeno natural como ningún otro al que se haya enfrentado: un eclipse solar total.
“En esto no hay segundas tomas; normalmente tenemos un poco más de margen de error”, comentó Louis Lussier, director del proyecto de la aeronave de investigación del Centro Nacional de Investigación Atmosférica.
“Necesitamos estar en la ruta específica y en las ubicaciones específicas en los momentos exactos”.
La precisión es elemental porque Lussier y sus colegas planean usar sus momentos fugaces bajo la sombra de la Luna para recabar datos sobre el Sol que no se pueden obtener desde la Tierra.
Es uno de los varios experimentos que los científicos que verán el Gran Eclipse del Continente Americano llevarán a cabo en todo Estados Unidos, además de ser una oportunidad sin precedentes para profundizar nuestra comprensión del Sol, así como de la atmósfera de la Tierra.
El vuelo del jet especializado, que opera el NCAR en representación de la Fundación Nacional de las Ciencias de Estados Unidos, tendrá lugar mientras los astrónomos observan simultáneamente la corona solar desde la Tierra y los científicos ciudadanos toman fotos y graban sonidos.
El avión Gulfstream V, que se usará para estudiar el Sol durante el eclipse, en el Centro Nacional de Investigación Atmosférica en Broomfield, Colorado.
Los científicos ven el eclipse como una oportunidad sin precedentes para profundizar en el estudio del sol y de la atmósfera de la Tierra. NICK COTE NYT
“Nunca ha habido un acontecimiento como este en la historia de la humanidad, en el que tanta gente pueda participar y con tecnología tan original” comentó Carrie E. Black, directora asociada del programa del área de ciencias atmosféricas y geoespaciales de la fundación, durante una reunión de astrofísicos en Boulder el mes pasado. “Esto se ha convertido en un laboratorio natural”.
Esta es la primera ocasión en la cual el Gulfstream V, que lleva sensores y equipo para la investigación atmosférica, estudiará el espacio.
Desde su ojo en el cielo, los investigadores experimentarán la totalidad, el punto en el que la Luna bloquea por completo al Sol, durante unos cuatro minutos, mientras que desde la Tierra solo se verá durante aproximadamente dos minutos y medio.
Los científicos usarán el tiempo adicional y un dispositivo de gran tamaño llamado espectrómetro para observar la corona solar, la capa de plasma que rodea a nuestra estrella. La corona solo es visible desde la Tierra durante un eclipse solar total y los científicos aprovechan el fenómeno para estudiar sus propiedades.
Gracias a varios avances tecnológicos de las últimas décadas, este eclipse ofrece a los científicos la oportunidad de observar la corona en el espectro infrarrojo, lo cual podría ofrecer más información sobre los campos magnéticos solares.
Los datos podrían ayudar a resolver un misterio antiguo: ¿por qué la corona se quema a millones de grados centígrados, una temperatura mucho más elevada que la de la superficie solar?
Jenna Samra, doctoranda en física aplicada del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, es una investigadora principal del proyecto y ayudó a diseñar el dispositivo.

Ella busca identificar cinco líneas de emisiones infrarrojas que se crean cuando los electrones en la corona chocan con partículas cargadas en el plasma, con lo que posiblemente liberan otros electrones

No hay comentarios: