…información del Estado de México..información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...información del Estado de México...

jueves, 28 de febrero de 2019

El efecto Yalitza: ¿Malinchismo o alevosía cinematográfica?

El efecto Yalitza: ¿Malinchismo o alevosía cinematográfica?


Teotihuacán en Línea. Alejandro Melgar. Bueno, últimamente todos han estado hablando de un tema, o más bien una persona en particular y ya me tienen hasta la coronilla… Así es, la famosísima Yalitza Aparicio quién protagonizo la película “Roma” dirigida por Alfonso Cuarón y nominada al tan deseado premio Oscar.
Últimamente la gente tiene un gran dilema entre si atacarla o defenderla, o simplemente usar un tipo de sarcasmo que mucha gente no entiende. En redes sociales puedes encontrar muchos comentarios como “¡Les da envidia porque ella está en la entrega de los oscar!” o “Seamos honestos ese vestido no le queda, las cosas como son”. Cada uno tiene su opinión dividida pero allí les va la mía.
De entrada es una súper estrategia la que utilizó nuestro buen amigo Alfonso ya que estamos en la era de lo “políticamente correcto” donde si excluyes a alguna raza o no eres incluyente en tus proyectos eres un racista, clasista, elitista, ilumati, reptiliano y te dicen hasta lo que te cenaste anoche. ¿Qué mejor manera para que reconozcan mi película?, Claro, pongamos a una joven de la sierra de Oaxaca, así si la aceptan perfecto, si no, podemos culpar a la gente de racista. A mí parecer no es malinchismo ni mucho menos envidia, simplemente ella no tiene un nivel actoral comparable como las demás nominadas al oscar y por ello mismo no ganó; además recordemos que él mismo director dirigió la película “Gravity” ganadora de un oscar hace algunos años… Allí sale mi pregunta ¿Por qué no puso a una joven de la sierra de Oaxaca como científica, astronauta o algo parecido? ¿Por qué tenía que interpretar a una mujer de limpieza? ¿Acaso en su mente los mexicanos no damos para más? ¿No cree que los mexicanos podamos ir al espacio? ¿Por qué las pizzas son circulares y la caja cuadrada?... Tantas preguntas sin respuesta.
Para acabar de aburrirlos, Yalitza sólo fue una chica utilizada por un cabrón más, Lamentablemente después de un tiempo se apagará su chispa, así como las modas tontas de Youtube (Algo así como el niño de las empanadas versión Oscar)
Eso sí, nos deja una buena enseñanza de vida, siempre puedes lograr lo que menos te imaginas; pero eso sí no te dejes marear o cuando te das cuenta ya te chingaron.


Hasta aquí su amigo y servilleta

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No lo había visto de esa manera y tienen razón las mujeres mexicanas damos para mas y es verdad ese director tuvo una visión muy corta en poner a la mexicana como servidumbre

Anónimo dijo...

¡¡Vaya hasta que alguien pensó igual que yo! que esa película fue denigrante para los mexicanos

Anónimo dijo...

Era imposible ganarse un Oscar por solo decir "Si siñor No siñor"

Anónimo dijo...

nunca termine de ver la pelicula porque se me hizo aburrida y cuando dije eso en mi face me atacaron diciendo que era una envidiosa y de verdad no fue envidia solo me aburrio

Anónimo dijo...

Yo creo que no tiene de malo de ser India lo.que pasa que su raza y gestos son oaxaqueños pero así es.ella cara de.India y.ya

Anónimo dijo...

La película es muy buena, pero es una película de arte y a la gente se le hace aburrida por que está acostumbrada a comerse las películas hechas en Hollywood. Algo que no los haga pensar sino simplemente repetir esquemas. Yo no veo a la Yalitza como una mujer usada. No es Cuarón el que discrimina en su película, sino el que muestra este reflejo de discriminación que se da en muchas familias de clase media, sobre todo clase media alta y alta que con frecuencia contratan a mujeres indígenas para el servicio domestico. El problema es que SI somos un país racista y clasista. Pero como diría mi abuelita, la verdad no peca, pero incomoda.