-











--






Si usamos cubrebocas, mantenemos una sana distancia y nos lavamos las manos, podemos cortar en mucho la cadena de transmisión.

En la calle por ti, por tu familia, usa cubrebocas


sábado, 2 de enero de 2021

Las desaparecidas de Voces de la Ausencia; el eterno infierno


Las desaparecidas de Voces de la Ausencia; el eterno infierno

Salió de la casa para ir a trabajar, han pasado los años y aquí sigo esperando a que vuelva.

LA COLUMNA ROTA/ VERÓNICA VILLALVAZO (FRIDAGUERRERA)

Cada vez que llegan estos días de Navidad y fin de año, muchos de mis amigos y familia, me comentan, "por qué siempre estás pensando fatalidades, sonríe no todo es desgracia". Muchas de mis amistades sean alejado por lo mismo, porque "siempre" estoy "trabajando", por decirlo de alguna manera.

"Trabajar" para la mayoría es recibir una remuneración económica por lo que llevas acabo, que te paguen aguinaldo, vacaciones, horario de trabajo. La verdad no sé cómo debo llamar a lo que nosotros hacemos, porque no recibimos paga alguna por ello, pero bueno, sí siempre estoy "trabajando", documentado notas, actualizando datos, escribiendo historias, haciendo investigaciones, visitando familias nuevas y dando seguimiento a las que ya están con nosotros, buscando autoridades para que den solución a víctimas, llorando junto a todas estas familias hemos pasado horas, tronándonos los dedos para ver cómo las apoyamos el colaborador y yo porque la pandemia dejó mucha enfermedad , falta de dinero para todas.

Los últimos tres años nos hemos dado el espacio de convivir más con las familias de Voces de la Ausencia,  vamos a comer con ellos  cuando nos invitan, a reuniones por cumpleaños, y sí, hemos aprendido a sonreír con ellas también. Se han convertido en nuestra familia además de la de sangre que tenemos.

Hemos pasado grandes mañanas y tardes en compañía de la familia de Adriana González Hernández,  de la familia de Mónica Chavez Cuate y Tomás Chavez víctimas de Oscar. De Sacrisanta Mosso y Don Cande, madre y abuelo de Karen y Eric. De Josefina Cruz, Nati y Sebastián, Madre e hijos de Adriana Arce Cruz, con Orlando y Saira, padres de Mariana Josseline, con Raúl y Lorena, hermano y tío de Graciela y Sol Cifuentes.

 ¿Y sabe? los y las veo reír, reímos juntos pero siempre esa sonrisa nos deja al final un sabor amargo porque ellas no están, porque solo podemos ir a sus tumbas a compartir su ausencia.

Pero hay esas otras ausencias las que no permiten que la calma llegue un poco, las de las personas desaparecidas.  Rocío y Macario, padres de Karen Estefanía Domínguez Fragoso desaparecida el 27 de octubre de 2017,  no pasan un día sin esperar a que ella vuelva, a abrazarla, llorar juntas porque todo fue un mal sueño, pero pasan los días, las noches, llueve, hace calor, frío, y lo único que tienen en sus pensamientos es si ella está bien, si vive, si ya comió, si la está pasando mal, o tal vez bien, pero la incertidumbre carcome segundo a segundo su alma, la esperanza muchas veces se agota.

Todos los días las familias de Victoria Guadalupe, desaparecida el 29 de agosto de 2016, Brenda hermana de Laura Sánchez, desaparecida el 24 de diciembre de 2017, Edith la madre de Katia Ibeth Medina Rico, desaparecida el 14 de noviembre de 2019,  Greta la hija de Ana Laura desaparecida desde el 22 de octubre de 2020, el texto sería insuficiente para mencionarlas a todas. Cada una de ellas va muriendo a poco todos los días, para al día siguiente despertar con la ilusión de verlas regresar.

Bellarmina, madre de Nancy Ríos García desaparecida el 20 de agosto de 2016, ha enfermado, se ha recuperado, siente que la vida se acaba y ella no logra dar con el paradero de su hija, encima de todo no puede ver a sus nietos porque la familia del principal sospechoso de su desaparición no se lo permite.

¿Por qué inicie esta redacción con los comentarios de mis amistades?; porque no me paso pensando en fatalidades, ni que todo en el mundo es triste, mi ceño fruncido es porque mis pensamientos regularmente se encuentran con estás madres e hijas, las de las Voces de la Ausencia, las de las desaparecidas, las que las vieron salir un día de casa para no verlas regresar más, las que no tienen la certeza de vida, pero tampoco de muerte y esa paradoja las va consumiendo de apoco, y sí es por ello que no puedo "disfrutar" como muchos lo hacen.

Deseos de año nuevo, tenemos muchos,  que cada una de ellas vuelva a casa, que el corazón de estás madres alcance para verlas regresar, que dejemos de esperar a que los demás hagan algo, que nos abracemos a su dolor, no para sentarnos a llorar solamente, también para levantar cada piedra, recorrer caminos a su lado hasta encontrarles.

Hoy les compartimos dos cartas de dos madres que siguen esperando a sus hijas.

Mi Navidad sin Karen Estefanía Domínguez Fragoso.

Una navidad más sin KAREN ESTEFANÍA, es una fecha muy emotiva porque son fechas de dar gracias por tantas cosas que  DIOS nos  dio en todo el  año pero para mi familia  no son así estas fechas porque somos una familia  mutilada,  una familia  incompleta porque nos hace falta una integrante no sabemos nada de  KAREN ESTEFANÍA,  no sabemos si está bien,  si ya comió, si esta triste, si se siente bien, no sabemos nada de KAREN ESTEFANÍA .

Ella es de las personas  que más emocionada estaba con estas fechas porque amaba convivir  con todos pasar grandes experiencias  con tíos, primos, abuelos y sobrinos sobre todo con su papá, hermano y conmigo su mamá.

Le gustaba andar en los preparativos de la cena organizar  la reunión, servir y convivir,  pero este es su tercer navidad y fin de año  que no está con nosotros y el dolor más grande que le causaron a la FAMILIA  DOMÍNGUEZ FRAGOSO , ya que la FAMILIA  quedó rota, incompleta, sobre todo porque quedó  mutilada al no estar KAREN ESTEFANÍA  ya que  para  la FAMILIA  no hay nada que festejar porque no está la hija pequeña,  la princesa de la casa.

Hay un vacío  inmenso  que nada puede llenar lo único que se espera  y podemos celebrar  es el regreso de mi niña, de mi pequeña   de mi KAREN ESTEFANÍA DOMÍNGUEZ FRAGOSO..... Tu, el que te la llevaste, egoístamente  nos hiciste mucho daño .  #SiempreConFrida  #HastaEncontrarlas.

Tu mamá Rocío.

Carta de Bellarmina para Nancy.

CARTA A MI HIJA.

Mi querida y amada  princesa , hoy te recuerdo como si hubiera sido ayer la última vez que nos vimos, tu voz, tu sonrisa están muy grabadas en mis sentidos quisiera con el alma regresar el tiempo y darnos un abrazo eterno, volver a reír juntas y preocuparnos juntas como solíamos hacerlo ya que eras mi confidente, y todo compartíamos.

Hoy en día vivir ya no tiene sentido, vivo con la zozobra, ¿a dónde te has marchado?

Vivo esperándote y verte de nuevo para nosotros tu familia, el mes de diciembre es súper triste, ya que siempre nos reuníamos. Y porque también es tu cumpleaños.

Te abrazo y te beso a la distancia.

Bella, tu mamá.

Hoy muchas familias que están tristes porque perdieron a alguien que aman por COVID, y nos unimos a ustedes y lamentamos su dolor, pero también le invitamos a que cierre los ojos y piense en Laura, Victoria Guadalupe, Nancy, Karen Estefanía, Ana Laura, Katia, y en miles y miles y de personas desaparecidas que siguen siendo buscada por las madres guerreras rastreadoras, porque no solo buscan a sus hijas e hijos, también al resto que no puede hacerlo.

Desde Voces de la Ausencia, familias víctimas de Feminicidio y Desaparición de mujeres y niñas, A.C. y FridaGuerrera. Les deseamos un año nuevo lleno de mucha luz, que jamás pase usted por algo como lo que ahora estamos viviendo nosotros. Deseamos de corazón que nunca tenga que necesitarnos, de ser así aquí estamos porque somos los únicos autorizados para hablar de ellas, porque somos las voces de la ausencia.

 Y seguimos unidos en la exigencia a las autoridades a que realicen un trabajo de investigación, de seguimiento continuo, que implementen y agoten todos los recursos, para dar respuestas sólidas y basadas en trabajo con y para las familias, que la seguridad jurídica y la justicia dejen de ser palabras y sean acciones. Basta de apatía e incompetencia institucional, basta de  burocracia. Basta de la insensibilidad de la sociedad y de que día a día criminalicen a las víctimas.

diciembre 2020

Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo. De una mujer víctima de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas y contar su historia. Voces de la Ausencia.

@FridaGuerrera

@vocesDLAusencia

fridaguerrera@gmail.com

fridaguerrera@hotmail.com

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿ quién les hará justicia a todas ellas ?😢