-











--






Si usamos cubrebocas, mantenemos una sana distancia y nos lavamos las manos, podemos cortar en mucho la cadena de transmisión.

En la calle por ti, por tu familia, usa cubrebocas


martes, 30 de marzo de 2021

Presas en Almoloya. Encerradas, abandonadas, durmiendo en el piso y luchando contra el Covid


Presas en Almoloya. Encerradas, abandonadas, durmiendo en el piso y luchando contra el Covid

Teotihuacán en Línea-Edomex en Línea. Julián Vargas. Con la muerte a un paso mediante el Covid 19, con hambre, sin atenciones y sin medidas humanitarias, las internas de Almoloya de Juárez han permanecido por dos semanas en un cuarto que con anterioridad era para rehabilitar adicciones. El llamado “Sika”.

A causa de las presiones fuertes, como están acostumbradas las internas, las enfermas de Covid fueron trasladadas del dormitorio once al cinco. Ahí no podrían contaminar, ahí podían morir en silencio, como leprosario.

Desde que las enfermas llegaron al cuarto, comen una vez al día.

¿Oxigeno? El que respiran en el cuarto, ya que un tanque, es inimaginable. Se debe respirar con la boca abierta, a bocanadas; aún con los dolores encima. Un médico ha ido dos veces a observarlas, a precisar que en efecto tienen Covid. Luego, el médico sale en silencio. No regresa.

“Se nos hace que la dirección general del penal decidió dejarnos morir, nos encerraron en ese cuarto, para que el COVID se encargue y ellos tengan un problema menos”, dijo una de las internas que denunció los hechos.

Duermen en el piso. Soportan la fiebre, soportan el dolor, soportan la tos, soportan las ganas de respirar con libertad. Soportan la lucha contra la muerte.

Las condenadas hicieron un llamado al titular de la Dirección de Prevención y Readaptación Social del Estado de México, al gobernador Alfredo del Mazo Maza, y al presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, Jorge Olvera García, para que verifiquen la situación y actúen para evitar este trato discriminatorio que enfrentan las mujeres privadas de la libertad en el penal de “Santiaguito”, en Almoloya de Juárez.

Pero ¿Por cuánto tiempo? ¿Por cuántos pedazos de vida? Las reclusas están, pero de no hacer algo, pronto no estarán

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí están ahí es porque hicieron un delito, ahora que no se quejen

Anónimo dijo...

😱¿Y en dónde están sus derechos?

Anónimo dijo...

eso no es nada a comparación de lo que también pasan los hombres

Anónimo dijo...

Esas mujeres a lo mejor mataron, vendieron a sus hijos o mataron a sus hijos por algo están viviendo eso.Un Castigo divino

Anónimo dijo...

El que público esa investigación que les lleve su cama y que les de su comida

Anónimo dijo...

Ellas no deberían de tener derechos si mataron o vendieron a sus hij@s