---

--

Si usamos cubrebocas, mantenemos una sana distancia y nos lavamos las manos, podemos cortar en mucho la cadena de transmisión.

En la calle por ti, por tu familia, usa cubrebocas

jueves, 30 de enero de 2020

Columna “De aquí somos”: Enfermarse en México es cosa de ricos

Columna “De aquí somos”: Enfermarse en México es cosa de ricos


Teotihuacán en Línea. Últimamente se ha suscitado una situación muy dolorosa para todas y todos los mexicanos, esta situación es de la que poco se habla en las conversaciones… el famoso Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).
El INSABI es la “solución a los problemas que tenía el Seguro Popular”, (o las ganas de extinguir todo lo que huela a Felipe Calderón, quién sabe) pero no estamos aquí para hablar de los fallos en este programa, si no los problemas que ha ido arrastrando con apenas menos de un mes de nacido. El problema es que al eliminar el seguro de popular cientos de miles de mexicanos que recibían algún tipo de apoyo derivado de este, automáticamente quedaron desamparados y como dice el dicho “Cada quien que se rasque con sus uñas”.
Se había prometido que con el INSABI la gran mayoría de los servicios serían gratuitos y no sería necesaria algún tipo de afiliación (Con ser Mexicano bastaba), pero ahí es donde empiezan los problemas. La gente esperanzada asistía a consultas, urgencias, por medicamento, etc. Al llegar a los hospitales y centros de salud, les salieron con la sorpresa que para empezar hay un desabasto (que ya no es raro) y aparte les tienen que cobrar hasta las perlas de la virgen, la gente manifestó esto los primeros días de su mal inicio del programa, pero como siempre nunca fueron escuchados.
Las consultas, renta de camillas, medicamentos, quimioterapias, todo tipo de asistencia médica que con el seguro popular era gratuita o relativamente barata… pues ahora ya no lo es, así que si te enfermas mejor ve rompiendo el cochinito que te va a salir caro.
Lamentablemente en el Seguro Popular sí existía mucha corrupción y desvíos de dinero, pero al menos era una ayuda, trucha pero ayudaba, y lo digo ya que seguramente muchos haters defensores del cabecita de algodón saldrán al ataque diciendo que estamos de lado Calderón. Es triste que haya gente que aún avale este tipo de acciones que se están tomando, a pesar de que ahora no sólo nos morimos de hambre, ahora nos vamos a morir por falta de atención médica para acabarla de amolar.
Detengámonos un minuto a pensar qué tan grave es esta situación, cuánta gente está sufriendo y tronándose los dedos ahora no solo por enfermedad, si no por cuestiones económicas; cuánta gente va a preferir morir a dejar sin un centavo a su familia.
Así que a abrigarse bien y no salir de casita porque enfermarse en México ya es un lujo que no todos podemos darnos.
Si ya no tenemos la lana para enfermar por gripe, ahora imagínense si llega el Coronavirus.

Hasta aquí su amigo y servilleta

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es ya imposible darnos el lujo de enfermarnos y más con eso que nos quitaron el seguro popular

Anónimo dijo...

De hoy en adelante dejaré las bebidas alcohólicas haré ejercicio,comeré sano y así me la llevaré para no enfermarme😉

Anónimo dijo...

Es verdad todo lo que haya hecho Felipe Calderón lo odia peje

Anónimo dijo...

El "sistema de salud universal" que implica una gratuidad en todos los servicios médicos es una buena intención, pero en la realidad es imposible. Para empezar, los recursos no van alcanzar en un país con un índice de diabetes altísimo, con malos hábitos alimenticios y de actividad física mínima. En cualquier gobierno, los recursos provienen de los impuestos. En México más del 60% de la población vive en una economía informal. Todo mundo quiere servicio gratis, pero no están dispuestos a cooperar. En países del primer mundo, como Canadá, Finlandia, Noruega el servicio de salud es "gratis", pero los impuestos altos y las poblaciones más reducidas. Además en esos países los sistemas médicos cubren unos aspectos, pero no todo. Los medicamentos, ciertas vacunas, ambulancias, ciertos tratamientos no están cubiertos. Otro de nuestros problemas en México también es que al ir a una consulta salimos con una receta de 4 o 5 medicamentos que muchas veces no son necesarios. Lo mismo con un privado que con el ISSSTE. Yo también he visto gente en la farmacia que o compra una medicina o compra la otra, pero no saben que los médicos les están recetando cosas innecesarias porque las farmacéuticas visitan a los médicos y los incentivan para que promueban sus medicamentos.

Estamos realmente en un problemón porque es verdad que los gobiernos anteriores robaron y heredamos una tremenda corrupción, pero también todo mundo está esperando que de un día a otro la situación cambie y por que hay un cambio de gobierno todo se solucionará rápidamente. No vamos a salir de esta situación pronto. Nos va a llevar tiempo y trabajo de todos mejorar muchos aspectos de nuestro querido país.