---

--

Si usamos cubrebocas, mantenemos una sana distancia y nos lavamos las manos, podemos cortar en mucho la cadena de transmisión.

En la calle por ti, por tu familia, usa cubrebocas

jueves, 2 de abril de 2020

En un futuro podré tenerte en mis brazos. Carta de una mujer que decidió abortar

En un futuro podré tenerte en mis brazos. Carta de una mujer que decidió abortar


LA COLUMNA ROTA / FRIDAGUERRERA VILLALVAZO
Mucho se habla, se juzga y se condena la decisión de una mujer para abortar, regularmente echamos en leña verde a aquellas mujeres que luchan por la legalización del aborto, amenazas de todo tipo son recibidas por quienes valientes siguen gritando por nuestros derechos sexuales y reproductivos, es un derecho fundamental decidir sobre tu futuro, tu cuerpo, tu vida.
Alguna vez en algún lugar de este país una jovencita se me acercó luego de una ponencia que di en una Universidad. Lo único que quería era platicar conmigo, sacar un poco la "culpa" que tenía después de que decidió realizarse un aborto.
Cuando la escuché, la vi derramar lagrimas de dolor, la abracé muy fuerte, le dije que no se sintiera culpable, que si la decisión fue de ella era la mejor decisión porque solo ella conocía las repercusiones que tendría la decisión que tomará.  Este texto es con la intención de mostrar que aquellas que deciden abortar no lo disfrutan, no andan inventándose derechos porque les guste "andar de locas" o de "irresponsables" y sin más deciden abortar. Cada una y uno de nosotros conocemos nuestras vidas, cada quien sabe las consecuencias de tomar tal o cual decisión pero le puedo asegurar que nunca es sencillo tomar la decisión de abortar.
Debemos dejar de juzgar a las mujeres y/o parejas que deciden esto, deje de atacar a aquellas mujeres que siguen luchando por decidir libremente, deje de atacar a aquellas mujeres que deciden esperar el momento adecuado para que llegue o no un bebé a sus vidas.
A mi amiguita le pedí si era su deseo escribiera una carta a quien ella quisiera, la decisión fue escribir lo siguiente.
Para mi bebé que jamás podré abrazar:
Perdóname por ser una madre tan irresponsable, por fallarte como lo hice, por tomar el camino fácil, por hacerte creer que tú eras el responsable de todo cuando tú no tenías la culpa de nada, perdóname por arrebatarte todo sin darte oportunidad de demostrarme y enseñarme que me equivocaba. Tú venías a este mundo con las mejores intenciones, fuiste la primera persona a la cual llegué a querer sin siquiera conocerla y sin embargo, ni siquiera te pude dar una despedida digna, me tuve que conformar con verte ir por el retrete. Sé que ya no hay manera de volver el tiempo atrás y que tu sepas todo esto, pero créeme que nunca había vivido algo tan horrible y doloroso como cuando te vi salir de mí con tu cuerpito que ya comenzaba a formarse y te ví ahí colgado de cabeza, lleno de sangre; esto es algo que no me gustaría que jamás ninguna mujer sintiera y tuviera que vivir porque aun cuando cierro mis ojos, te veo y todos los sentimientos, todo el dolor, todo el sufrimiento de aquel día regresa y me hacen recordar lo injusta que fui contigo.
Espero que tu no me juzgues por lo que hice, como muchas personas lo hacen, no fue fácil para mí el tener que tomar esta decisión, el renunciar a poderte tener en mis brazos, a no poder calmar tus llantos cuando algo te incomodara, el no poder escuchar tus primeras palabras y que me llamaras mamá, tuve que dejar la posibilidad de vivir tantas nuevas experiencias a tu lado, pero sé que tome la decisión correcta porque yo no iba a poder darte la vida que te merecías, no iba a poder ser la madre que necesitabas y merecías, y nunca me hubiera perdonado el traerte a este mundo para vivir de una mala manera. Recuerda que tú siempre te vas a merecer lo mejor, te mereces el amor incondicional de una madre como el que te debí haber dado yo, pero no era el momento para que tú y yo estuviéramos juntos. Perdóname bebé por ser tan débil.
El motivo de esta carta es para poder despedirme de ti, sé que ahora te encuentras de la mano de Dios, y en un futuro volveremos a estar juntos y al fin conseguiré tenerte entre mis brazos.
Te Quiere, tu mamá.
No, no es fácil decidir abortar, pero así ella lo decidió, no la juzgues, no la condenes, ponte en sus zapatos.
¿Eres madre, padre, hermana, hermano, hija, hijo, de una mujer víctima de feminicidio o desaparición?, ¿o eres una sobreviviente de una relación violenta o intento de feminicidio? búscanos, ayúdanos a visualizarlas y contar sus historias. Voces de la Ausencia.
@FridaGuerrera
@VocesDLAusencia

fridaguerrera@gmail.com

No hay comentarios: