---

--

TEOTIHUACÁN EN LÍNEA…Dólar tipo de cambio:22.73. …TEOTIHUACÁN EN LÍNEA…Dólar tipo de cambio:22.73...TEOTIHUACÁN EN LÍNEA…Dólar tipo de cambio: pesos…22.73 TEOTIHUACÁN EN LÍNEA...Dólar tipo de cambio:22.73 pesos…TEOTIHUACÁN EN LÍNEA...…TEOTIHUACÁN EN LÍNEA...Dólar tipo de cambio:22.73 pesos……TEOTIHUACÁN EN LÍNEA...Dólar tipo de cambio:22.73 pesos……TEOTIHUACÁN EN LÍNEA...Dólar tipo de cambio:22.73 pesos……TEOTIHUACÁN EN LÍNEA...Dólar tipo de cambio:22.73 pesos……TEOTIHUACÁN EN LÍNEA...Dólar tipo de cambio:22.73 pesos……TEOTIHUACÁN EN LÍNEA...Dólar tipo de cambio:22.73 pesos……TEOTIHUACÁN EN LÍNEA...Dólar tipo de cambio:22.73 pesos…

jueves, 19 de septiembre de 2019

19 de septiembre de 1985 y 2017

19 de septiembre de 1985 y 2017


Teotihuacán en Línea. Redacción. Hoy, se celebra el 34 aniversario del sismo del 19 de septiembre de 1985 y el del 19 de septiembre del 2017.
1985
En 1985, un terremoto de 8.1 de magnitud, acabó con edificios, casas y provocó la muerte de cientos de personas que vivían en el entonces Distrito federal (DF).
A las 7:19 de la mañana se presentó el sismo de 8.1 grados en la escala Richter y los dos minutos que duró fueron eternos para quienes lo vivieron.
El origen del sismo fue en la zona centro, sur y occidente de México; sin embargo, la capital del país fue la más afectada, registrando el mayor número de defunciones.
Conmocionados por el suceso natural.
Los ciudadanos se estremecieron de nuevo al día siguiente con la réplica registrada a las 19:38 horas de 7.8 grados Richter aunque por fortuna esta vez sólo ocasionó daños materiales.
El sismo causó severos daños a la infraestructura hospitalaria de la Ciudad de México, entre los edificios más emblemáticos afectados se encontraron el Hospital General de México, en el que la unidad de ginecología y la residencia médica quedaron totalmente destruidas, falleciendo en el lugar más de 295 personas entre pacientes, residentes y personal médico. En el Hospital Juárez, el Hospital General y el Centro Médico Nacional, se rescataron a poco más de dos mil personas, a pesar de que en el derrumbe quedaron atrapados tanto el personal como los pacientes que se encontraban en ellos.
Es notable el hecho de que en estos inmuebles los recién nacidos, algunos de ellos en incubadora, lograron salvar la vida. En especial tres bebés (dos niñas y un niño) que fueron rescatados de entre los escombros del Hospital Juárez siete días después del terremoto.
"Los Niños y Bebés del Milagro" como se les sobre nombró a los rescatados, estuvieron completamente solos bajo las penumbras de los escombros durante siete días completos, sin comer o beber gota de agua, desnudos bajo el frío del concreto, pero a pesar de tener todo en contra, sobrevivieron.
Ante tal acontecimiento, las alertas de sanidad se dispararon, siendo una de las más trascendentes la presencia de sangre (proveniente de las víctimas del sismo) en muestras de agua potable en toda la red de la ciudad.
Días después del desastre, los puestos de socorro y los particulares fueron la principal fuente de servicio médico para la población que permaneció en el área más dañada; sin embargo, al mes siguiente, las instituciones públicas de seguridad social como el IMSS e ISSSTE, eran las que brindaban la mayor parte de la atención a la salud de los afectados.
Ese día marcó un hito para la cultura de prevención y protección civil en sismos, para que lo sucedido aquel 19 de septiembre no se repitiera jamás, especialmente en la Ciudad de México, dando como resultado que en nuestros días se cuente con una alerta sísmica, comités barriales, vecinales, de trabajadores y de salvamento como el caso de los famosos “Topos”.
De acuerdo con el Registro Civil de la Ciudad de México fallecieron 12 mil personas. Sin embargo, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) contabilizó 26 mil. En contraste, las organizaciones de damnificados calcularon en 35 mil los decesos.
Las cifras publicadas en México por diferentes fuentes en cuanto a pérdidas humanas no son exactas, pues se tienen diferentes registros. Por una parte, la Comisión Metropolitana de Emergencia reportó el 19 de octubre de 1985 un total de 4 mil 287 defunciones, con base en el número de cadáveres puestos a disposición del Ministerio Público. Por otro lado, Almada Bay' combinando datos de varias fuentes, calculó que el número de muertes ocasionadas por el sismo fue de aproximadamente siete mil y, por último, la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, estimó que ocurrieron cerca de cinco mil decesos.
2017
El mismo día, pero del 2017, Alrededor de las 11 de la mañana hora local, las alarmas de la Ciudad de México sonaron. Las personas salieron de sus hogares, sitios de trabajo y demás. Todo esto como una simple actividad de conmemoración del devastador terremoto de 8,1 que en 1985 dejó miles de muertos en el país.
En este simulacro de evacuación, los mexicanos recordaban el horror de lo ocurrido hace 32 años. Pero lo que nadie sabía era que horas más tarde, un nuevo terremoto azotaría la nación, haciéndola revivir una vez más, la terrible historia.
El terremoto de magnitud 7,1, ocurrió a la 1:14 de la tarde, hora de Ciudad de México. Su epicentro fue localizado doce kilómetros al sureste de Axochiapán, en el estado de Morelos y tuvo una profundidad de 57 kilómetros.
Parte del centro educativo Enrique Rébsamen se vino abajo por el sismo y dejó atrapados a varios estudiantes y personal de la escuela.
Al menos 22 estudiantes murieron.
Ante la calamidad, el entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto, activó el llamando Plan MX. Este es un plan de contingencia que fue lanzado por el gobierno mexicano en noviembre de 2014 y puesto en marcha para integrar los recursos gubernamentales y de protección civil en caso de una catástrofe mayor.

El plan integra la Secretaría de Defensa Nacional, la Marina, la Policía Federal, Pemex la Comisión Federal de Electricidad y la Comisión Nacional del Agua

No hay comentarios: